Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan García Caldentey: "Hay vacunas contra el Alzheimer que retrasan el curso de la enfermedad"

"El peor enemigo del enfermo de Alzheimer es recluirse en casa. Hay que salir a pasear y relacionarse" relacionarse"

García Caldentey, neurólogo especializado en enfermedades neurodegenerativas y trastornos del movimiento.

García Caldentey, neurólogo especializado en enfermedades neurodegenerativas y trastornos del movimiento.

-Hoy se celebra el día mundial contra el Alzheimer. ¿Cuántas personas padecen esta enfermedad en Balears?

-Se estima que la padecen entre 8.000 y 15.000 personas. El problema es que hay muchos enfermos que no están diagnosticados.

-¿Cuál es el motivo de este infradiagnóstico?

-Porque la gente acude a su médico muy tarde, cuando el deterioro cognitivo ya es muy grande y afecta a los quehaceres de la vida diaria.

-Comencemos por el principio. ¿Qué causa el Alzheimer?

-No se conocen al cien por cien las causas. Se sabe que se produce por una acumulación en el cerebro de la proteína beta-amiloide, que se pliega mal y se acumula en las neuronas provocando su degeneración. Y afecta a las áreas del cerebro (hipocampo) que se encargan de almacenar la memoria.

-¿A qué edad suele aparecer?

-Después de los 65 años. Hay excepciones y puede comenzar antes, pero en estos casos hay más probabilidades de que la causa de su aparición sea genética.

-Por ejemplo, ¿puede diagnosticarse Alzheimer en una persona de treinta años?

-Sí, pero es muy poco habitual, excepcional diría yo. En estos casos los pacientes suelen tener otra enfermedad neurodegenerativa asociada o síndrome de Down, entre otras patologías.

-¿Qué provoca?

-Afecta a la memoria de corto y medio plazo. Esto es, las personas afectadas no recuerdan lo que han hecho en las últimas horas o días. Por el contrario, sí recuerdan hechos que ocurrieron hace veinte o treinta años. Pero también tiene otros efectos.

-¿Como cuáles?

-Es una enfermedad que puede cursar con depresión y con alteraciones de la conducta, apatía, irascibilidad, agresividad y, en fases avanzadas, con alucinaciones y agitaciones más fuertes. Los pacientes con esta patología suelen tener problemas para organizar tareas y manejar electrodomésticos. El problema de la memoria afecta a su día a día.

-Póngame un ejemplo de estas dificultades.

-Tienen problemas para conducir, para coger el transporte público. En las mujeres es habitual que simplifiquen mucho en la cocina y se olviden de poner sal o cocinar adecuadamente. Por ejemplo, no responden correctamente a noticias recientes. Si les preguntas quién es el presidente del Gobierno te pueden responder tranquilamente que Felipe González.

-¿Hay alguna fase previa de esta enfermedad?

-Generalmente comienza con un deterioro cognitivo ligero que se manifiesta con errores que no suelen afectar al desarrollo de una vida normal.

-¿Un diagnóstico más precoz de la enfermedad mejoraría el pronóstico de esta patología?

-Sí, aunque hay que recalcar que se trata de una enfermedad que no tiene tratamiento curativo. Con un diagnóstico precoz se puede ofrecer al enfermo estimulación cognitiva, que acuda a un centro de día para, con ayuda de un psicólogo, realizar gimnasia para la memoria.

-¿Qué otras acciones son aconsejables para las personas que tienen Alzheimer?

-Realizar ejercicio físico de baja intensidad ya que previene la degeneración de las neuronas y seguir una dieta alimenticia equilibrada, con suplementos nutricionales si es necesario.

-¿Por qué son necesarios estos suplementos nutricionales?

-Porque por norma general la dieta de la población anciana no es muy variada. Así, es necesario que tomen omega 3 porque en su ingesta habitual no consumen tanto pescado como para suplir esta carencia.

-¿No es cierto que la mejor manera de combatir la degeneración asociada al Alzheimer es tener una rica vida social?

-Sí. El peor enemigo del enfermo de Alzheimer es recluirse en casa. Hay que salir a pasear, a hablar con la gente, acudir a centros de día y a clubes de ancianos. También es fundamental que estas personas estén en contacto con gente joven. Estar con niños y con animales les provoca una estimulación cognitiva. Yo siempre pongo el mismo ejemplo: Comparo el cerebro con un músculo y les explico a los pacientes que la mejor manera de evitar su degeneración es acudir a un gimnasio. Pues con el Alzheimer pasa lo mismo. Hay que usar al máximo la memoria para evitar la degeneración.

-¿Hay avances en los tratamientos contra este mal?

-Hay fármacos específicos para mejorar la atención y la memoria pero se trata de tratamientos sintomáticos, que mejoran los síntomas, pero no curativos. Ahora se está experimentando con vacunas.

-¿Previenen la aparición de la enfermedad?

-No. Se trata de fármacos que limpian las proteínas beta-amiloides que se acumulan en las neuronas.

-¿Llegarán a curar esta degeneración cerebral?

-No hay que ir tan rápido. Antes hay que confiar que sean capaces de cambiar el curso de la enfermedad.

-¿Cuál es su evolución?

-Desde el diagnóstico hasta el fallecimiento del paciente suelen trascurrir unos diez años de media, aunque los problemas graves que repercuten y afectan a la vida diaria del enfermo suelen aparecer a los cinco años de la detección de la enfermedad. Estas vacunas pueden retrasar esta evolución y conseguir que un paciente sobreviva quince años al diagnóstico, por ejemplo. Y al darse entre personas mayores, puede llegar a conseguirse que mueran con Alzheimer pero no de Alzheimer.

-¿Cuál es la causa del fallecimiento de estos pacientes?

-Las neumonías por broncoaspiración es la principal causa de muerte entre los pacientes con Alzheimer. No son capaces de deglutir bien y el alimento va a los pulmones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats