Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Margalida Gili: "Si hay mucho profesorado de fuera le daremos tiempo para que pueda atender al alumnado en catalán"

"A día de ayer había unos 360 alumnos preinscritos de Balears y unos cien del resto del país y extranjeros"

La decana de la facultad de Medicina, Margalida Gili, posa en el campus universitario momentos antes de la entrevista.

La decana de la facultad de Medicina, Margalida Gili, posa en el campus universitario momentos antes de la entrevista. Manu Mielniezuk

-¿Cuántos alumnos se han preinscrito ya para poder iniciar los estudios de Medicina y cuántos de ellos son de Balears?

-Con los datos de los que dispongo, de hoy mismo (por ayer), se habían preinscrito un total de 461 alumnos, 30 de ellos procedentes del extranjero y los 431 restantes españoles. De estos, 360 son de Balears.

-¿Tiene desglosados a los preinscritos de Balears por islas?

-Sí, 9 son de Menorca y 8 de Eivissa y Formentera. El resto (343) son de Mallorca. Hasta ahora estos son los que concurrirán por las plazas por la vía de la selectividad aunque hay que hacer una reserva de plazas por ley para otros alumnos, exactamente igual que se hace con otras carreras.

-¿Cuántas plazas hay que reservar y para qué colectivos?

-Dos para alumnos mayores de 25 años; una para alumnos de más de 40 y otra para mayores de 45. Para estas plazas ya se ha cerrado el plazo de presentación de solicitudes y la comisión de reconocimiento de créditos debe reunirse la semana que viene para decidir entre los que se hayan inscrito.

-¿Que más plazas hay que reservar?

-Creo que unas tres más para discapacitados y dos para deportistas de élite. En este último caso se trata, claro está, de personas que estén cursando el Bachillerato y que por su régimen de entrenamientos tengan dificultades para cursar unos estudios superiores. Compiten entre ellos durante el proceso de selección. También se reserva una plaza para estudios extranjeros no homologados y otra para cambio de estudios.

-Explíqueme esta última.

-Sí. Se trata de una plaza para alumnos que han empezado una carrera diferente y se dan cuenta después que no son los estudios que querían hacer. También pueden solicitarla alumnos que hayan empezado Medicina en otra facultad. Estos serán los primeros de la lista seguidos de los estudiantes de Enfermería, Psicología o Bioquímica. El proceso de selección tendrá en cuenta tanto el número de créditos como las asignaturas que tengan aprobadas con vistas a la convalidación.

-Toda esta reserva de plazas nos coloca en una situación en la que quizás solo queden unas 50 para alumnos de selectividad...

-Sí, pero para ello tendrían que optar a ellas estos estudiantes.

-La primera lista de admitidos se publicará el día 13 de julio. ¿Sabremos ya ese día cuántos alumnos son de Balears?

-No, ni mucho menos. Un alumno que, por ejemplo, figure en el primer lugar de esta lista puede haber sido admitido en otra facultad que le interesa más. Entonces su puesto corre y el segundo pasa a ser el primero. Hay facultades que llegan a publicar hasta treinta listados y no conocen la composición de su alumnado hasta el mes de diciembre. A partir de la publicación de este listado el 13 de julio se dejan tres días para tramitar la matrícula y reservar la plaza. No sabemos qué va a pasar aquí.

-Hasta el momento se han preinscrito 17 alumnos de otras islas, ¿se ha contemplado la posibilidad de becarlos?

-No, se actuará como se ha hecho con otras carreras como Filosofía, Enfermería o Psicología. Hacerlo con Medicina supondría un agravio comparativo.

-Hay todavía pendiente la firma de un convenio entre el Servei de Salut y la UIB, ¿qué va a establecer este acuerdo?

-Regulará las plazas de profesor que van a ser cubiertas por personal sanitario, los profesores vinculados a los que el IB-Salut les autorizará a dedicar 180 horas al año a la actividad docente.

-Con el precio de la matrícula (1.387 euros), han optado por la medianía, ni la más cara ni la más barata.

-Los precios los fija la comunidad autónoma, la conselleria de Educación, mediante el decreto de tasas que hace tras escuchar a la UIB.

-Aparcar en Son Espases es un problema, ¿se reservarán aparcamientos para estos estudios?

-Creo que la idea es que los profesoras disfruten de un abono e incentivar el uso del transporte público para el alumnado.

-Le he escuchado criticar a Podemos por oponerse a la puesta en marcha de estos estudios. ¿El informe de Joan Carrió (director general de Presupuestos que cuestionó la viabilidad económica del proyecto) le ha hecho cambiar de opinión?

-No. Entiendo que alguien considere que no es el momento adecuado para la facultad de Mediciina, pero no que se oponga a la implantación de unos nuevos estudios universitarios. Y el proyecto académico se ha acelerado ante la incertidumbre de que el próximo año se autorizaran nuevas plazas para estudiar Medicina. Respecto a la viabilidad económica de la facultad, el convenio firmado garantiza la financiación hasta 2024.

-¿Han generado contestación en la UIB estos estudios?

-Venía financiado desde fuera, no ha restado recursos para otras carreras. Las reticencias acabaron con el contrato programa.

-¿Por qué eligió a Miquel Roca, su jefe y colega de investigación, como vicedecano y jefe de estudios?

-Porque yo soy psicóloga y consideraba que tenía que haber un médico en este proyecto. Miquel Roca lo es (psiquiatra) y además conoce bien tanto la UIB como el Servei de Salut. Además, no tenía muchas más opciones. Los otros con titulación médica son el virrector de Campus Saludable, Antoni Aguiló, y Mauro García Toro, psiquiatra que trabaja en el mismo grupo de investigación y, por tanto, con el que estamos en las mismas que con Miquel Roca

-¿Hasta cuándo será decana?

-Hasta que se pueda constituir una junta de Facultad que la conformen profesores que ya estén dando clases. Calculo que será una vez empezado el curso, que comienza el próximo lunes 12 de septiembre.

-¿Cuál será la lengua vehicular de estos estudios?

-Los profesores universitarios tienen derecho a dar las clases en la lengua que se sientan más cómodos. Y los alumnos también. Así que si hay mucho profesorado de fuera, le daremos un tiempo para que pueda atender al alumno en catalán.

-¿No han contemplado que fuera el inglés?

-Esto habría podido hacerse si hubiera más de un grupo. Por ejemplo, si una facultad ofrece doscientas plazas, puede impartir 60 de ellas en inglés. Con un solo grupo es más complicado. Los másters y los cursos postgrado sí serán en inglés.

-¿Qué les tiene que decir a los que auguran que serán unos estudios de baja calidad?

-Que la ANECA ya ha elogiado la calidad de los currículos presentados, profesores que empezarán a dar las once asignaturas en septiembre y que tienen entre 20 y 25 años de experiencia en docencia y hasta cuatro sexenios en investigación. Además, la calidad de los profesionales sanitarios que están formando a los MIR está fuera de toda duda y sería muy extraño que se rebajase por dar clases en la Universitat.

-¿Qué expectativas está generando este proyecto?

-Tendrías que haber visto la jornada de puertas abiertas que organizamos en la UIB, con el salón de actos del Jovellanos repleto de estudiantes y padres que no paraban de preguntar. Cada día recibo correos de médicos que se ofrecen a colaborar. Los profesores asociados se tendrán que formar mucho e investigar para dar clases a este alumnado tan brillante y exigente y hay estudios que demuestran que los médicos que se dedican a la docencia y la investigación se queman menos que aquellos que toda su vida laboral se dedican a tareas asistenciales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats