Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obispado

La exsecretaria del obispo de Mallorca solicita la nulidad de su matrimonio

El marido ha presentado un escrito de recusación contra Javier Salinas para evitar que pueda intervenir o influir en el proceso canónico - Mariano de España denunció al prelado ante el Vaticano

La exsecretaria del obispo de Mallorca solicita la nulidad de su matrimonio

Sonia Valenzuela, la exsecretaria personal del obispo de Mallorca, no se ha limitado a divorciarse de su marido, Mariano de España. Pretende que el matrimonio que se ha prolongado durante más de 20 años, del que han nacido tres hijos, sea declarado nulo por la propia iglesia. Por ello, según han confirmado fuentes judiciales, ha presentado una demanda de nulidad matrimonial, que se tramita en el palacio episcopal de Palma, contra el que hace poco fue su esposo, quien tiene intención de oponerse al deseo de su exmujer. Precisamente, el marido presentó a finales del año pasado una denuncia en Roma contra el obispo Javier Salinas, porque sospechaba que mantenía una relación sentimental con su entonces mujer. De España tuvo una reunión personal con el nuncio Renzo Fratini, al que mostró un dossier sobre un seguimiento que un detective realizó a Salinas y su mujer, en el que se detallan los encuentros que mantuvo el prelado con su entonces secretaria, más allá del horario laboral normal que se puede tener con una empleada. En cualquier caso, Javier Salinas ha negado que mantuviera una relación con Valenzuela y lo atribuye todo a una actitud celosa del esposo.

Mariano de España y Sonia Valenzuela hace algunos meses que rompieron su relación matrimonial. La mujer abandonó el domicilio conyugal y se trasladó a otra vivienda. También contrató a un conocido bufete legal, especializado en conflictos matrimoniales, para que la representara en el pleito por la demanda de divorcio. La abogada, al mismo tiempo, ha sido quien ha iniciado los trámites legales en la propia administración eclesiástica de Mallorca para que se declare la nulidad de su matrimonio religioso. En su demanda cita varios motivos de la larga lista de causas que acepta la iglesia para declarar dicha nulidad. El marido, mientras tanto, no tiene intención de que un sacerdote pueda declarar la nulidad de la relación que ha mantenido durante más de 20 años con su mujer. Y por eso tiene intención de oponerse a esta demanda. Precisamente, el pasado viernes Mariano de España se acercó en persona al palacio episcopal de Mallorca, para presentar un escrito en el que recusa al propio obispo Salinas. Una recusación que se justifica por las circunstancias personales de esta ruptura matrimonial, ya que el esposo cree que el prelado es el causante de que la relación terminara. Por ello, De España pretende que Salinas no pueda intervenir en este proceso.

Horario nocturno

La denuncia que presentó el marido contra el obispo Javier Salinas conmocionó a la comunidad católica de Mallorca. El esposo contrató los servicios de un detective para que realizara un seguimiento a su esposa. El investigador entregó a su cliente un amplio repertorio de fotos y vídeos en el que se refleja que Salinas abría personalmente la puerta del palacio episcopal a su secretaria, que se reunía con el obispo de lunes a domingo y, además, lo hacía en horario nocturno. Sonia Valenzuela, para evitar que la vieran entrar y salir, accedía a la residencia del obispo en su coche y salía horas después con este mismo vehículo. Salinas era quien abría y cerraba siempre la puerta, tanto en la entrada como en la salida de su secretaria de sus aposentos particulares. Sin embargo, las imágenes no reflejan ni una sola muestra de cariño entre el religioso y Valenzuela. El marido aportó también un listado que refleja que su mujer en cuatro meses habló durante 145 horas por teléfono con el obispo.

Compartir el artículo

stats