Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Miguel Rodríguez Blanco: "Se está formando a profesores y cada vez en más centros se impartirá la asignatura de Religión Musulmana"

"Doce millones de españoles votaron a favor de revisar los Acuerdos de España con la Santa Sede"

Miguel Rodríguez, en el edificio de la facultad de Derecho.

Miguel Rodríguez, en el edificio de la facultad de Derecho.

-La enseñanza religiosa en España se limita a Religión Católica, ¿se normalizará la oferta de enseñanza de otras religiones, como el Islam, en los colegios?

-Está previsto en la normativa . En 1996 se puso en marcha el proceso para poder enseñar la Religión Evangélica y la Musulmana. Otra cuestión es que se materialice. Primero hay que organizar esas clases, que haya un número mínimo de alumnos y encontrar profesorado con la cualificación requerida, lo cual no es fácil. Pero la legislación actual hoy en España obliga a que cuando un alumno se matricula en un centro público se le ofrezca la posibilidad de estudiar Religión Católica, Musulmana y Evangélica. Cuestión distinta es que en función de las respuestas eso luego se materialice. En el caso de los musulmanes y los evangélicos es difícil.

-¿Se superarán esas dificultades en el corto plazo?

-En Andalucía, Murcia, Ceuta, Melilla y Madrid hay sitios donde ya hay alumnos que asisten a clases de Religión Musulmana. Se está trabajando en esta línea. En 2007 se dio un gran paso cuando los profesores de religión no católica pasaron a estar regidos a nivel jurídico igual que los de Religión Católica. El siguiente paso es formar y tener un cuerpo docente con la cualificación requerida, en eso se está trabajando y va a haber una evolución. Aunque creo que en general los alumnos matriculados en Religión están en descenso en los últimos años, sobre todo según se avanza de nivel educativo, y creo que van a seguir cayendo. Antes se ofertaba Religión Católica o una asignatura alternativa y ya está. Pero ahora, con la nueva ley educativa, la LOMCE o Ley Wert, la Religión es una materia más en un elenco de asignaturas específicas muy numeroso y creo que así se difumina la oferta y vaticino que el número de alumnos bajará aún más.

-Este año sin embargo han subido los alumnos de Religión Católica en todos los niveles, algo que se ha achacado al hecho de que la materia ha pasado a ser evaluable.

-Los Acuerdos con la Santa Sede vigente desde 1979 dice que la asignatura de Religión Católica será de oferta obligatoria en todos los niveles educativos preuniversitarios en condiciones equiparables a las otras disciplinas fundamentales. En 1994 el Supremo dijo que eso significaba que la asignatura de Religión debía ser evaluable y contar para el promedio. Al descentralizarse la educación, cada comunidad y cada centro ha hecho una aplicación sui generis del Acuerdo. Pero está claro que ha de ser de oferta obligatoria, voluntaria para el alumno y evaluable.

-Los Acuerdos con la Santa Sede tienen 36 años, ¿es normal que un acuerdo así se mantenga tanto tiempo sin cambios?

-En Francia, estado laico, en la parte de Alsacia y Lorena sigue vigente el Concordato de Napoleón de 1881. En el caso de los Acuerdos españoles hay que tener en cuenta que se negociaron a la vez que se cerraba el proceso constitucional, de hecho se firman a los cinco días de la entrada en vigor de la Constitución. Por otro lado, si lees los programas electorales del pasado 20 de diciembre y luego miras los resultados de las elecciones ves que 12 millones de españoles han votado a favor de la denuncia o revisión de estos Acuerdos, ya que así lo llevaban en su programa PSOE, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida. Hay una tendencia mayoritaria en la opinión pública para revisarlos, no se puede mirar hacia otro lado.

-Francia convive con la multiculturalidad desde hace mucho tiempo, ¿cómo ha resuelto la enseñanza religiosa?

-En Francia todo el sistema está basado en un sistema de separación entre el Estado y las religiones. Una ley de 1905 impone un Estado de laicidad, que propone recluir las manifestaciones de religiosidad en la esfera privada, pero eso en la práctica luego no funciona. Cuando prohibieron el uso del pañuelo islámico en los centros docentes en la práctica lo que eso ha generado es que muchas más niñas lleven el pañuelo que antes.Si te prohiben expresar tu identidad lo que haces es reivindicarla. El modelo francés tiene problemas de convivencia y hay muchos guetos. Ahora están apostando por la formación de los ministros de culto y esa parece que es la vía para tener 'imanes franceses'.

-¿Nuestro modelo es mejor?

-Creo que España ha afrontado mejor el tema de la diversidad religiosa, con un modelo basado en la cooperación con las minorías religiosas. Desde 1992 tiene acuerdos firmados con evangélicos, musulmanes y judíos. Es más proactivo y busca garantizar el derecho a la libertad religiosa y la integración social. Para ello en 2005 se puso en marcha en el miniserio de Justicia la Fundación Pluralidad y Convivencia. En España no tenemos grandes conflictos de integración gracias a estas políticas.

-Al Qaeda, DAESH... ¿cómo prevenir la islamofobia desde los colegios tras los atentados de las últimas décadas?

-Mi ponencia empezará por ahí. Las resoluciones del Consejo de Europa desde finales del siglo pasado, cuando empezaron los flujos migratorios, insisten en la necesidad de atacar los estereotipos y fomentar el conocimiento sobre el hecho religioso en las escuelas, para que no se vea a la persona de otra religión como un ser distinto, que no se equipare a los musulmanes con los terroristas... Estos estereotipos generan el conflicto y el gueto y eso luego es el arma de los grupos terroristas.

-En Suiza los alumnos han de dar la mano al profesor cada día cuando llegan, pero dos musulmanes se han negado porque tienen una profesora y alegan que no pueden tocar a una mujer, ¿qué debe primar: sus creencias o el respeto y la dignidad de la profesora y las mujeres?

-Nuestro Tribunal Constitucional ya tiene jurisprudencia en este sentido: la libertad religiosa como derecho fundamental tiene una dimensión externa que comprende el derecho de la persona a actuar en base a sus creencias. Eso tiene como límite el orden público y el derecho a las libertades de los demás.

En cada caso hay que hacer una ponderación de los bienes jurídicos que entran en conflicto. ¿Es esencial para la profesora tener que darle la mano? No le falta al respeto ni cuestiona su autoridad, está ejerciendo su libertad religiosa. En el modelo canadiense se habla de la 'acomodación razonable'. Un ejemplo reciente de mi universidad, en la que soy secretario general: una alumna musulmana de Fisioterapia decía que no podía participar en las prácticas en las que los alumnos varones tenían que practicar sobre ella, por que su religión no permitía que un hombre la tocara. Desde Secretaria General dijimos que se podía buscar una acomodación a este caso concreto y que la alumna podía seguir con sus prácticas.

-Cada tanto empieza a circular por internet una carta falsa atribuida a un supuesto alcalde de Canadá, Bélgica, España o Francia en la que se niega a unos alumnos musulmanes una dieta alternativa en el comedor escolar los días que se sirva cerdo. La carta es un bulo, pero miles de personas se expresan a favor con el argumento de que 'si están aquí tienen que adaptarse'.

-Respecto a la alimentación, tema que se ha planteado sobre todo en las prisiones, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reconocido el derecho a recibir la dieta adaptada a tus creencias. Se empezó a plantear sobre todo por presos budistas que siguen dietas vegetarianas. Los acuerdos de 1992 reconocen también este derecho a la dieta adaptada de musulmanes y judíos. En 2015 el Tribunal Supremo de Madrid denegó el derecho a un padre musulmán que había solicitado dieta adaptada para su hija en el colegio, diciéndole que la adaptación por cuestiones religiosas no estaba contemplada. Pero sí se debería adaptar en prisiones, hospitales y centros educativos.

-La comunidad musulmana española pidió el mes pasado al ministerio de Educación que cambie el periodo de exámenes para que no coincida con el Ramadán, ¿debería facilitarlo el Gobierno?

-En los acuerdos de 1992, que tienen rango de ley, está previsto el cambio de fechas de exámenes y concursos públicos por razones religiosas, siempre que no haya una causa que lo impida. En el caso de los adventistas y los judíos se hace referencia el sábado, que es su día sagrado, y en el de los musulamanes, al viernes por la tarde, que es del día del rezo colectivo, y el Ramadán. La Administración debe adaptar la fecha o demostrar que no le es posible hacerlo.

Compartir el artículo

stats