50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Investigan si la madre de Rodríguez Toubes ha utilizado a un testaferro

Los bienes de Catalina Rosselló aparecen bloqueados por un préstamo de un millón de euros - Las víctimas de Llucmajor acusan a la mujer de un delito de alzamiento de bienes

La madre de Luis Rodríguez Toubes, sentada a la derecha de su hijo, durante el juicio.

Un juzgado de Palma está investigando si la madre de Luis Rodríguez Toubes Rosselló, el joven condenado por una estafa cometida sobre un matrimonio de Llucmajor, ha podido cometer un delito de alzamiento de bienes; delito que se habría realizado, supuestamente, al utilizar a un testaferro para que figurara como prestamista con el único de objetivo de proteger los bienes inmobiliarios de la mujer.

Los abogados Jaime Campaner y Eduardo Valdivia han presentado una denuncia por un delito de alzamiento de bienes, que ha sido admitida a trámite por el juzgado de instrucción número 11 de Palma. Los letrados, que representan al matrimonio Ferrando de Llucmajor, realizaron una investigación patrimonial de los bienes de Catalina Rosselló, la madre de Luis. Esta mujer es propietaria de varias fincas, la mayoría de ellas situadas en Llucmajor, que proceden de una herencia.

En estos momentos estos bienes están hipotecados, como consecuencia de un préstamo de un millón de euros que esta mujer recibió en fechas recientes. Este préstamo no lo habría concedido una entidad bancaria sino una persona a título personal, un prestamista que está identificado con nombre y apellidos. Como garantía de este préstamo, en caso de que la mujer no lo pudiera pagar, ha utilizado estos bienes inmobiliarios como aval. Por tanto, sobre estas propiedades pesa en estos momentos una carga que ha sido anotada en el registro de la propiedad, de tal modo que hace prácticamente inviable el embargo de estos bienes. Esta operación de préstamo entre particulares no se ha realizado a través de ninguna cuenta bancaria, a pesar de que se trata de un millón de euros, lo que ha aumentado las sospechas.

Catalina Rosselló fue juzgada y condenada por la estafa que cometió su hijo Luis. Se la ha sentenciado, no como autora, pero sí a título lucrativo, ya que varias de las fincas que donó el matrimonio de Llucmajor se inscribieron a su nombre y alguno de los talones que entregaron las víctimas también se ingresaron en una de sus cuentas bancarias. El dinero fue después cobrado por el joven estafador. La Audiencia ha determinado que sea la madre la que pague esta indemnización en el caso de que su hijo no devuelva los casi 400.000 euros que cobró de las víctimas. Para asegurarse del pago se ha realizado una investigación patrimonial de los bienes que están a nombre de esta mujer y se ha comprobado que tiene propiedades tanto en Mallorca, como en Madrid, pero ninguna de ellas está libre de cargas.

Falso préstamo

Las víctimas temen que la mujer ha podido utilizar a un testaferro para inventarse una deuda ficticia. Es decir, que nunca llegó a recibir este préstamo de un millón de euros, pero ha utilizado a una persona de su máxima confianza para que aparezca como prestamista. De esta forma, al existir un derecho preferente sobre los bienes de Catalina Rosselló, es muy complicado que el matrimonio de Llucmajor pueda embargar las propiedades de la mujer para recuperar el dinero que les estafó Luis Rodríguez Toubes.

El juzgado tiene la intención de llamar a declarar como imputado al supuesto prestamista. Se le preguntará sobre los detalles del préstamo de un millón de euros, además de exigirle que aporte toda la documentación que confirme esta operación. Dado que el dinero en ningún momento pasó por una cuenta bancaria, según ha podido constatar ya el juzgado, se sospecha que se trató de un préstamo ficticio, con la única intención de proteger los bienes que figuran a nombre de la madre de Luis.

Mientras se investiga este presunto delito de alzamiento de bienes, el joven continuará en libertad. El estafador logró el lunes convencer al tribunal de que no tiene ninguna intención de huir, ni tampoco medios económicos para hacerlo. De hecho, es la primera vez que confiesa que no dispone de dinero, a pesar de que hace poco apareció en un programa nacional de televisión presumiendo de que era millonario. Para no ingresar en prisión el joven se mostró incluso dispuesto a regresar a Mallorca, ya que en estos momentos reside con su actual pareja en Barcelona.

Compartir el artículo

stats