Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Cada año mueren 10 niños por varicela"

Jordi Reina: "Con una cobertura por encima del 85 por ciento, eliminaríamos esta enfermedad de las islas en cinco años"

El virólogo Jordi Reina, como muchos de los pediatras y especialistas en vacunas de este país, sigue sin comprender las razones que llevaron al ministerio de Sanidad a retirar de las farmacias el antídoto que preservaba contra la varicela, una enfermedad de la que, dijo, se producen entre doscientos mil y trescientos mil casos cada año en todo el país y de los que unos 4.000 precisan de atención hospitalaria, circunstancia que no evita que entre ocho y diez niños fallezcan cada ejercicio por complicaciones con este mal.

"No recuerdo los argumentos que esgrimió el ministerio de Sanidad para retirarla de todas las farmacias del país. Que se trata de una enfermedad leve que es mejor que se pase en edad infantil, que la gente se estaba vacunando en exceso, no lo sé", mostraba su perplejidad el especialista que, a tenor de los resultados de la vacunación masiva que se está llevando a cabo en Alemania, no dudaba en afirmar que "con dos dosis de la vacuna y con coberturas superiores al 85% de la población, eliminaríamos esta enfermedad de las islas en un plazo no superior a los cinco años".,

Sin embargo, a día de hoy, este antígeno solo se facilita en las farmacias hospitalarias y a pacientes muy concretos y tras una serie de interminables trámites burocráticos. "El pediatra ha de recomedarla en casos en que el paciente, por ejemplo, esté inmunodeprimido (los mecanismos naturales de defensa de su organismo estén limitados), tenga alguna patología dermatológica crónica o alguna enfermedad grave de base", acotó el especialista los casos en los que, tras una serie de trámites que han de converger en un autorización final suscrita por la conselleria de Salud, al menor se le dosificaría el preparado en alguno de los hospitales públicos de esta comunidad.

Llama la atención estas restricciones, que no se han explicado satisfactoriamente ni a los expertos en la materia ni a la sociedad en general, ya que hace pocos meses era habitual que los pediatras del Servei de Salut recomendasen a los padres ponerla pese a que no estaba cubierta por el sistema y debían adquirirlas de su propio bolsillo en las farmacias.

Compartir el artículo

stats