Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Boulevard

Bauzá coloca peones para que no le pillen como al Govern Matas

Se enamoran de Mallorca como turistas y regresan como inversores. Antonio Banderas es el último ejemplo de esta dualidad, porque el actor es accionista de la cadena de cines Artesiete que abrirá ocho salas en el centro comercial de Carrefour en el Coll d´en Rabassa.

Se enamoran de Mallorca como turistas y regresan como inversores. Antonio Banderas es el último ejemplo de esta dualidad, porque el actor es accionista de la cadena de cines Artesiete que abrirá ocho salas en el centro comercial de Carrefour en el Coll d´en Rabassa.

A usted le embarga el lógico alivio por la degradación de Herr Sargento Bauzá, pero le sorprende el semblante de autodestrucción del farmacéutico, excesivo incluso para un derrotado. Recuerde que, a diferencia de usted, él sí sabe lo que ha hecho. Verbigracia, modificó una ley autonómica y el Plan urbanístico palmesano para legalizar su pisito millonario y saltarse una sentencia del Supremo. O tiene pendiente una investigación penal sobre sus farmacias, ordenada por la Audiencia de Palma.

De ahí que el hombre que presidió simultánea e indistintamente un Govern y una vinoteca se haya esforzado en los últimos meses por borrar las pistas de sus hazañas. Bauzá coloca preventivamente sus peones, para no llevarse los disgustos póstumos del inolvidable James Matas. En concreto, el farmacéutico enchufó en la Abogacía de la Comunidad a su directora política y candidata al Parlament, Antonia Perelló. Le adjudicó un salario anual de cien mil euros, superior al de Rajoy por citar a un político de utilidad asimilable. El nombramiento de esta jurista de desconocido prestigio se suma a la propuesta de Catalina Ferrer, secretaria general de la conselleria de Presidencia, como Síndica de Cuentas. La imparcialidad ante todo.

En un cambio de Govern, la sindicatura de cuentas y la Abogacía de la Comunidad jugarían un papel determinante en el examen de las tropelías cometidas por el actual gabinete. Perelló no ha sabido efectuar un solo despido en condiciones, según demuestra la catarata de sentencias anulatorias. Como candidata, es la número seis de la peor lista electoral jamás presentada por el PP y castigada en justa correspondencia.

A cambio, Perelló concluyó solícita que la presidencia del Govern es compatible con la explotación de una farmacia que triplicaba el sueldo de Bauzá, reparen en la austeridad de los cargos salientes. Si resulta hiriente pedirle un átomo de neutralidad a la diputada, su pretensión de sustituir a Pedro Aguiló Monjo produce carcajadas. Ahora se entiende sin embargo por qué no proveyó la plaza del abogado del Estado jubilado hace un año.

El pacto es más difícil que encontrar una foto de Bauzá en que no aparezca Martí Sansaloni consolándole. A propósito, el miércoles se registró una conmoción en la conselleria de Sanidad del PP, al observar que en el equipo negociador de Podemos figura Daniel Bachiller. Este investigador con células madre no solo venció en el duelo con Alvar Agustí, médico de cabecera de Matas, sino que lleva el pelo largo.

Mateo Isern acudió el lunes a una sesión en el Rívoli de Suite francesa, no necesariamente porque la hayamos recomendado en esta sección. Seguro que apreció la metáfora de un alcalde fusilado por el poder dictatorial con el que se empeñó en contemporizar. En su última semana en Cort, tal vez se apresura en exceso al proclamarse ganador de la crisis del PP balear y vencedor en noviembre como cabeza de la lista popular al Congreso.

Miles de personas me paran por la calle y me exigen que aporte nombres para la regeneración de Balears votada el 24M. El primero sería Javier González Granado, el notario y maratoniano de Formentera que se enfrentó a las castas bancaria y fedataria al denunciar los intereses de demora abusivos impuestos por las entidades financieras. Pues bien, una sentencia del Supremo acaba de darle la razón al anular una cláusula con un interés disparatado en un préstamo no hipotecario.

El pionero González Granado destaca en su blog que "no hace mucho la defensa de la postura que se plasma en esta sentencia del Supremo se calificaba de antisistema; hoy el sistema las declara abusivas y pide al notario que no intervenga los contratos con consumidores que incluyan estas cláusulas". Este debería ser el espíritu de la nueva era, la corrección de las barbaridades sistémicas mediante la racionalidad de quienes las desnudaron.

El juez de Luis Bárcenas se solidariza con José Castro en la interpretación restrictiva de la doctrina Botín/Borbón en el caso Infanta. Con los mismos argumentos de "la naturaleza colectiva de los bienes jurídicos protegidos en el delito", esgrimidos en Mallorca para sentar en el banquillo a Cristina de Borbón, el magistrado José de la Mata mantiene la imputación solicitada por la acusación popular de una integrante del gabinete de arquitectos que reformó presuntamente en negro la sede del PP. La fiscalía pedía el sobreseimiento para la imputada y para el partido de Rajoy, por supuesto. (Déjese ya de gacetillas leguleyas, parece usted el BOE).

Antonio Banderas vuelve a Mallorca, ahora como empresario. Las ocho salas de 3-D y 4-D que incorporará el centro comercial de Carrefour del Coll d´en Rabassa estarán gestionados por Artesiete, donde es accionista destacado el malagueño de Hollywood. Bienvenida sea su oferta, siempre que no programen sus películas porque es mejor director que actor. El incremento de salas se complementará con el multiplex de ses Fontanelles, en la misma zona. Amo hacer información comercial, los cinéfagos resistentes tendremos que multiplicarnos. Le pregunto a mi empresario de cabecera si ha mejorado el consumo, y me replica oracular:

-¿A ti te han subido el sueldo?

El teatro se cuela con dificultad en una isla concentrada en el precio del kilo de remolacha turística, pero Caterina Alorda ha logrado un merecido succès d´estime y de público en su Hedda Gabler o Los mil usos de una pistola. Ha revivido la expectación del Acorar de Toni Gomila, que antes también había deslumbrado con otro Ibsen pensado para Mallorca, Un enemigo del pueblo. Si todavía lee libros, y conste que no recomiendo actividades estupefacientes, se va a hablar mucho de László Krasznahorkai, húngaro por más señas.

Reflexión dominical columnista: "Las columnas no sostienen el edificio, lo elevan".

Compartir el artículo

stats