Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuesta

El PP pierde diez diputados y puede que no le baste un pacto con Ciutadans

Los populares obtendrían entre 23 y 26 escaños y el partido de Pericay entre 3 y 5 - Solo en el mejor de los casos podrían formar gobierno - El PSOE (14-17) modera su caída, Més puede subir un parlamentario y Podemos (7-10) es la tercera fuerza

El PP pierde diez diputados y puede que no le baste un pacto con Ciutadans

El PP pierde diez diputados y puede que no le baste un pacto con Ciutadans

A un mes de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, ningún partido o bloque ideológico tiene asegurado poder formar gobierno estable en Balears. El Partido Popular del president del Govern, José Ramón Bauzá, pierde más de 10 diputados con respecto a los 35 que obtuvo en 2011. En la actualidad el PP cuenta con 34 representantes en el Parlament, tras la marcha de Antoni Pastor. Esta importante caída de votos puede provocar que ni los escaños de Ciutadans le sean suficientes para formar un Ejecutivo con mayoría absoluta. Solo en el mejor escenario electoral posible, el PP podría conseguir la gobernabilidad con el apoyo de la formación que lidera a nivel nacional Albert Rivera.

La encuesta de Gadeso que hoy publica DIARIO de MALLORCA, realizada este mismo mes de abril con una base de 1.300 entrevistas en las cuatro islas, arroja un horizonte electoral más abierto que nunca en el Parlament de les Illes Balears. La pérdida de la mayoría absoluta del PP tampoco garantiza a la izquierda poder formar un bloque con capacidad de presentar una alternativa de gobierno a la derecha.

El PSOE perdería entre 1 y 4 diputados y Més podría sumar un nuevo escaño o, como mínimo, mantener sus 5 actuales. Podemos se situaría como tercera fuerza en el Parlament y Ciutadans estaría en condiciones de superar los 3 escaños. El PI es la gran incógnita al estar entre 0 y 2 diputados. El escaño de Formentera será para la coalición de izquierdas formada por Gent x Formentera y el PSOE, un diputado que tiene su importancia y que podría llegar a ser fundamental en un hipotético nuevo Pacto de Progreso.

La entrada de los nuevos partidos abre un panorama electoral muy diferente a los conocidos a lo largo de las ocho legislaturas de la historia de nuestra autonomía. Podemos y Ciutadans, unido al particular reparto de escaños en las cuatro islas, son los principales motivos de esta enorme volatilidad que presenta el electorado isleño. Por este motivo, desde Gadeso advierten de que la encuesta que han elaborado recoge horquillas amplias de hasta tres escaños.

El Partido Popular podría sufrir el revés electoral más significativo de la historia política de las islas, según el trabajo de Gadeso. Pese a ello, continúa siendo la primera fuerza electoral en Balears con mucha diferencia sobre el segundo. La encuesta le da una horquilla de 23 a 26 diputados. Una representación que dista mucho de la obtenida en 2011, donde consiguió una holgada mayoría absoluta con 35 parlamentarios. Si los populares obtienen 23 o 24 diputados tendrán muy difícil poder pactar con su aliado natural en estos momentos: Ciutadans. Esta formación, en el mejor de los casos, conseguiría 5 escaños y entre ambos partidos no sumaría los 30 que garantizan la mayoría. Además, hay que tener en cuenta que los votos de Ciutadans son, básicamente, de descontentos con el PP. Por ello, si el partido de Albert Rivera sube, automáticamente el PP baja. En cualquier caso, un acuerdo entre Bauzá y Xavier Pericay, nuevo líder de Ciutadans en Balears, es lo más anhelado por ambos dada su sintonía en temas lingüísticos y educativos.

En base a los resultados que arroja la prospección de Gadeso, a José Ramón Bauzá únicamente le garantizaría una mayoría holgada si consigue formar la gran coalición con el PSOE y que el president del Govern se ha encargado de pregonar en las últimas semanas. Bauzá no ha parado de tender puentes a los socialistas. Eso sí, antes de saber la irrupción de Ciutadans. La posibilidad de una gran coalición entre el PSOE y el PP se antoja remota en Balears. La líder socialista Francina Armengol se ha encargado de desmentirla de forma contundente.

El PSOE modera su caída

El PSOE también pierde representación, pero de una forma más moderada. El abanico socialista podría estar entre 14 y 17 diputados, frente a los 18 que cosechó en los últimos comicios. Més es el único de los partidos con representación parlamentaria en nuestras islas con capacidad de subir. No obstante, perdería la condición de tercera fuerza política del Parlament que pasaría a manos de Podemos. El sondeo electoral le da a los nacionalistas entre 5 y 6 escaños después de los comicios del 24 de mayo. Ahora tienen 5.

Podemos irrumpe con fuerza en la cámara autonómica y podría alcanzar entre 7 y 10 diputados. Sin embargo, la formación que lidera a nivel nacional Pablo Iglesias se desinfla respecto a las perspectivas que tenía hace unos meses y que la colocaban en condiciones de superar al PSOE. El tirón nacional de la marca Podemos son la gran valía de esta formación que se coloca como tercera fuerza del Parlament. Podemos y Més tampoco tienen ninguna posibilidad de formar una alianza capaz de contrarrestar la hegemonía del PSOE en el eje progresista de Balears.

Estos resultados de los partidos de la izquierda (PSOE, Podemos y Més) únicamente les garantizaría poder formar una alternativa de gobierno si consiguen el máximo de diputados que les otorga el sondeo de Gadeso. De igual modo, todo lo que no sea un acuerdo a cuatro bandas entre Francina Armengol (PSOE), Biel Barceló (Més), Alberto Jarabo (Podemos) y el diputado de Formentera descarta cualquier posibilidad de que la izquierda llegue al Consolat de Mar. Las reticencias del partido de Pablo Iglesias a llegar a acuerdos con los socialistas aleja las posibilidades de un nuevo Pacto de Progreso en las islas.

Ciutadans es la revelación por su probable entrada en el Parlament con una horquilla de entre 3 y 5 diputados. El trabajo de Gadeso se realizó antes de que la formación que ahora lidera el filólogo Xavier Pericay eligiera a sus candidatos y perfilara su programa autonómico. No obstante, al igual que Podemos, el partido de Albert Rivera cuenta con una potente marca nacional en alza. Es su principal carta de presentación ante un electorado de derechas descontento con el PP.

El PI, la gran incógnita

La entrada en la cámara autonómica de Proposta per les Illes (PI) es la gran incógnita de estas elecciones, tal y como refleja la encuesta de Gadeso para DIARIO de MALLORCA. El partido que lidera Jaume Font podría obtener entre 0 y 2 diputados, ya que corre el riesgo de no conseguir el 5% de los votos necesarios para obtener representación. La fuerte implantación en la Part Forana es su principal baza para plantarse en la cámara autonómica y hacer valer sus diputados a la hora de los pactos con las otras formaciones. Han conseguido presentar candidatura en cerca de 40 municipios.

Sin embargo, su gran handicap es Palma, que alberga el 50% de los votos de Balears. El PI no ha tenido tiempo de desarrollar una estrategia de asentamiento en la capital balear. Además, Ciutadans basará su campaña en Palma y ambas formaciones son los encargados de captar los votantes enfadados con el Partido Popular de José Ramón Bauzá.

Por otra parte, el PI, en caso de obtener representación parlamentaria, podría convertirse en la nueva bisagra y hacer virar el Govern hacia la derecha, apoyando al PP y Ciudadanos, o hacia la izquierda respaldando a PSOE, Podemos y Més. En estos momentos es la única formación que tiene esta capacidad, la misma que tenía la UM de Maria Antònia Munar que podía pactar con el PP y con PSOE y PSM.

La división interna en UPyD a nivel nacional y la dimisión de su candidato en Balears, Joan Toni Horrach, les pasa factura y no obtendrían representación, según la encuesta de Gadeso. De igual modo, Guanyem, la nueva marca de Izquierda Unida con el apoyo de Esquerra Republicana, tampoco conseguiría entrar en el Parlament.

Un 28% de votantes indecisos

La intención de voto es otro de los aspectos consultados por el sondeo de Gadeso. El 47% de los isleños ya tiene totalmente decidido a qué partido votará el día 24 mayo. Un 28% manifiesta que está indeciso y un 25% de los consultados afirma que optará por la abstención. Este 28% de los indecisos tienen en su mano el Govern.

Intención de voto en las próximas elecciones autonómicas.

En Mallorca, el porcentaje de voto decidido es el mismo que en el conjunto de Balears (47%), pero aumentan los indecisos. Las personas que todavía no saben a que formación apoyarán es del 30%. De igual modo, bajan los abstencionistas hasta el 23%.

En Eivissa el voto decidido solo es del 43%, cuatro puntos por debajo de Mallorca y el abstencionismo se coloca en el 29%. En Menorca y en Formentera los que tienen decidido a qué partido apoyar ronda el 50%.

Compartir el artículo

stats