Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Debate

Las empresas del transporte quieren poner 'cebos' para cazar a los taxis pirata

Pretenden contratar estos servicios para pillar a los infractores en el momento de cometer la falta

Los taxistas se consideran especialmente afectados por la actuación de los piratas. M. Massutí

La proliferación de los denominados taxis pirata en el aeropuerto parece haber colmado la paciencia de las empresas del transporte, que la próxima semana debatirán con la conselleria del ramo la posibilidad de "poner cebos" para detectar a estos infractores y pillarlos en el momento de cometer la falta. En concreto, y dado que los tienen detectados, lo que se busca es utilizar a personas vinculadas a las empresas legales para que contraten estos servicios pirata, confirmar así que se cometen esas irregularidades y denunciarlas, según ha anunciado el gerente de la federación balear de transportistas, Salvador Servera.

La actuación de los taxis pirata se centra en la utilización de turismos o microbuses sin autorización para realizar estas funciones y que se dedican a transportar turistas hasta sus hoteles a cambio de un precio. También se dan casos de vehículos profesionales pero que realizan la contratación de sus clientes de forma irregular.

Tanto Servera como el presidente de la asociación de autónomos del taxi, Gabriel Moragues, destacan que desde hace dos semanas la presencia automóviles y microbuses pirata vuelve a ser la tónica en el aeropuerto palmesano, coincidiendo con la proximidad de la Semana Santa y del inicio de la temporada turística, solo que este año "se nota que se ha incrementado esta flota ilegal tras haber comprobado los piratas lo rentables que resultan estas prácticas", afirma el representante de los taxistas.

El próximo día 30 se reunirá la comisión contra el intrusismo en el sector del transporte, y uno de los temas a abordar es precisamente la posibilidad de aplicar los citados 'cebos', según destacó Servera. La patronal isleña esgrime que es perfectamente legal utilizar un señuelo que contrate servicios ilegales para luego denunciarlos, pero se admite que desde el Consell de Eivissa se considera que hay problemas jurídicos dado que podría interpretarse que se está incentivando la comisión de una falta.

En cualquier caso, tanto la patronal de transportistas como la de taxistas coinciden en que es necesario buscar nuevas fórmulas para combatir el intrusismo en su sector, dado que hasta ahora no se ha conseguido frenar este fenómeno. Así, Gabriel Moragues reconoce que también su asociación está analizando opciones para denunciar las actuaciones irregulares en la línea de la expuesta por Salvador Servera.

Este último destaca que también se ha solicitado al Gobierno central que la actuación de los transportistas ilegales pase a ser contemplada como delito.

La necesidad de plantear nuevas fórmulas es compartida por el secretario general de la federación que representa al transporte en CCOO, Josep Ginard, el cual afirma que las políticas desarrolladas hasta ahora no han sido eficaces, a la vista de que sigue creciendo la presencia de taxistas piratas en el aeropuerto de Palma y, en mucha mayor medida, en Eivissa.

Cámaras de video

El sector destaca que hay puestas muchas esperanzas en la iniciativa acordada por el aeropuerto de Son Sant Joan, consistente en instalar cámaras de vídeo para detectar a aquellos vehículos que, siendo teóricamente de particulares, acuden en numerosos ocasiones a estas instalaciones a lo largo del día. Hay que recordar que una práctica común de estos piratas es recoger a turistas y, en el caso de ser detenidos por inspectores o agentes de la Guardia Civil, esgrimir que los pasajeros son familiares o amigos.

Sin embargo, las citadas cámaras no van a estar operativas hasta el mes de mayo, lo que hace temer que la actividad irregular durante las semanas previas de multiplique, especialmente con las buenas perspectivas para la llegada de turistas.

Compartir el artículo

stats