Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Miguel Ángel Suárez: "Me han dicho que el próximo martes empiezo el tratamiento con Sovaldi"

"Ahora tengo el nivel 4 de cirrosis, el más alto, con riesgo de cáncer o de precisar un trasplante ", afirma este enfermo de hepatitis C

Miguel Ángel Suárez. DIARIO DE MALLORCA

A Miguel Ángel Suárez le diagnosticaron que tenía hepatitis C en el año 2005. Tras fracasar con varios tratamientos, tenía decidido acampar en el vestíbulo del hospital de Manacor desde este lunes para reclamar que se le suministraran los nuevos fármacos contra esta enfermedad pero una llamada del director general de Farmacia, César Vicente, en la que le garantizó que se le prescribirían, le ha hecho desistir inicialmente de llevar a cabo esta protesta.

"Me han asegurado que el martes comienzo el tratamiento con Sovaldi (nuevo fármaco que inhibe la replicación del virus de la hepatitis C y bloquea una enzima indispensable para esta replicación y que es considerado por los expertos como el ingrediente esencial en los tratamientos orales contra esta enfermedad). De hecho, el jueves tuve una cita con mi médico y el viernes fui al hospital de Manacor a que me hicieran un análisis para determinar cuál es mi carga viral, paso previo al inicio de un tratamiento", reveló Miguel Ángel Suárez.

"Ahora tengo el nivel 4 de cirrosis, el más alto, con riesgo de cáncer o de precisar un transplante"

"Antes había fracasado con una terapia con Olysio y por eso reclamaba que me suministraran los nuevos fármacos que al parecer curan la enfermedad", justificó sus demandas este paciente que desconoce cuándo contrajo "esta enfermedad del silencio".

"Tengo tatuajes y piercings y hasta el año 92 no se hacían controles en las transfusiones de sangre, pero no sé desde cuando la padezco. Me la diagnosticaron en 2005 y hace unos dos años se convirtió en cirrosis. Ahora tengo el nivel 4, el más alto, con riesgo de sufrir daños severos en el hígado o desarrollar un cáncer que me conduzca a la muerte o a un trasplante hepático", explicó su actual situación.

Por eso, y ante la negativa de suministrarle un medicamento que su médico ya le había prescrito, había decidido acampar en el vestíbulo del hospital de Manacor desde hoy mismo y hasta conseguir el preciado fármaco vital para su supervivencia.

"Me han respaldado la Asociación de Afectados por la Hepatitis C de Madrid así como enfermos en mi misma situación y varias organizaciones sindicales. ¿Contento? Sí, estoy contento, pero a medias. Me quedaré tranquilo cuando me aseguren que a 10 ó 11 enfermos que se encuentran en mi misma situación aquí, en Manacor, también les van a dar este tratamiento", recalcó este paciente pescador de profesión que lleva de baja laboral desde el pasado 21 de julio y que pone de esta manera la pelota en el tejado del director general de Farmacia del Govern balear, César Vicente.

Compartir el artículo

stats