Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Miriam Sánchez

"Ya se están detectando trastornos alimenticios en menores de 11 años"

Miriam Sánchez, psicóloga especialista en trastornos alimenticios.

Miriam Sánchez, psicóloga especialista en trastornos alimenticios.

Miriam Sánchez participa esta tarde como ponente en una de las conferencias que se han organizado en el IV Encuentro de Psicología que se está celebrando estos días en Palma.

-¿A qué edad empieza a detectarse que un menor está sufriendo un grave problema alimenticio?

-Lo más habitual es que se detecten en edades que van desde los 15 a los 19 años. Sin embargo, también hemos detectado estos problemas en menores que acaban de cumplir los once años, aunque de momento son casos puntuales.

-¿Cuál es la causa por la que se producen estos trastornos?

-Responde a un conflicto que se produce en los procesos de crecimiento y por la presión social que padece el adolescente. Es una etapa de cambios, donde se da mucha importancia a la imagen corporal. Dejan de ser niños y se acercan a la etapa adulta. El trastorno alimenticio da una sensación de que pueden controlar su cuerpo.

-Y por este cambio dejan de comer.

-El trastorno puede tener variadas causas. Una puede ser la búsqueda del perfeccionismo físico. El adolescente tiene dudas sobre lo que puede hacer con su vida y el dejar de comer calma otros problemas que sufren. Todo adolescente lo que desea es estar delgado, porque ahora es un ideal social.

"El trastorno tiene varias causas. Una puede ser la búsqueda del perfeccionismo físico

-¿Qué síntomas deben estar vigilantes los padres para descubrir que su hijo está sufriendo este problema?

-El trastorno emite diferentes señales. Una puede ser que el adolescente deja de comer alimentos que antes les gustaba mucho. También los hay que solo comen cuando están solos. Otro síntoma es que están más irritables y tristes, y suelen buscar la soledad.

-¿También sufren obsesiones?

-Así es. El trastorno alimenticio se refleja a veces en obsesiones, como por ejemplo el estudio o el practicar deporte. Se focaliza el esfuerzo en un único tema y lo que hace es calmar las carencias que sufren en otros aspectos de su vida.

-El trastorno alimenticio, ¿es un problema grave de salud pública?

-Desde luego que sí. Entre los adolescentes, es la tercera enfermedad que se detecta con mayor frecuencia, por detrás del asma y la obesidad.

-Cuando un padre sospecha que su hijo está sufriendo un trastorno con la alimentación, ¿qué debe hacer?

-En primer lugar debe investigar en el entorno más cercano de su hijo, como puede ser hablando con los profesores o con los amigos. Si se confirma que tiene problemas con la alimentación se debe acudir de inmediato a un profesional que ayude a detectar cúal es la magnitud y la gravedad del trastorno que está sufriendo el adolescente.

"La anorexia se detecta mejor porque de pronto el enfermo empieza a perder peso. La bulimia tiene más facilidad para camuflarse"

-¿En cada adolescente el problema debe ser diferente?

-Muchas veces sí. El profesional debe descubrir cúal es el problema que provoca este trastorno en el adolescente. Es una enfermedad que tiene mucha capacidad para camuflarse.

-¿Qué es más fácil de detectar, la anorexia o la bulimia?

-La anorexia se detecta mejor porque de pronto el enfermo empieza a perder peso. La bulimia tiene más facilidad para camuflarse.

-¿Cuál es más grave de estas dos enfermedades?

-Las dos tienen la misma importancia porque esconde el mismo problema, que es el deseo de perder peso.

-¿El tratamiento es efectivo?

-Si. Hay muchos tratamientos efectivos. El especialista debe encontrar el origen del problema para resolverlo.

-¿De qué forma este problema afecta a los padres?

-Los padres deben saber qué problema sufren sus hijos que provoca este problema. Muchas veces el comportamiento que los padres mantienen con sus hijos es el motivo por el que no pueden desarrollarse y debido a ello es aquí donde se detecta el origen del trastorno que padecen.

Compartir el artículo

stats