„ ¿Cuál es el principio básico de la metodología Montessori?

„ Una educación centrada en cubrir las necesidades que tiene el niño para aprender y descubrir el mundo.

„ ¿En la práctica en qué se traduce?

„ Pues por ejemplo en el aula Montessori, un ambiente preparado para ofrecer las mejores condiciones posibles para el aprendizaje. Hablamos de un componente físico y de un componente psíquico. Son aulas diferentes de las tradicionales, buscan que cada niño aprenda a su ritmo y la mejor forma para que conecte con el lenguaje de las matemáticas, las ciencias... que pueda moverse con libertad y fomentar que tome decisiones, la autonomía es muy importante. El ambiente preparado persigue conseguir un trato amable y respetuoso hacia el niño. El niño es el protagonista y merece respeto. Maria Montessori fue la primera que defendió la necesidad de dignificar al niño.

„ ¿Cómo se dignifica al niño?

„ Respetando qué necesita, y para ello, observándolo. La observación es muy importante. Los niños tienen diferentes necesidades. Montessori logró por observación diseñar un material físico que permitiera al niño conectar con el aprendizaje. El material se tiene que adaptar al niño y no al revés como hace la escuela tradicional.

„ ¿Puede la escuela pública, con clases de hasta treinta alumnos, asumir este método?

„ Sí, se puede, si se introducen las condiciones en el ambiente se puede trabajar perfectamente con metodología Montessori en la escuela pública. Maria Montessori incluso propuso ambientes preparados con 40 o hasta 50 niños por aula, por la riqueza que supone la socialización y la interacción. Desde Montessori Canela hace seis años que asesoramos proyectos en la red pública para incorporar esta metodología al sistema tradicional. La creación del ambiente psíquico adecuado está relacionado en cómo el profesor gestiona el trato de respeto en el aula y eso se puede hacer. Es una fase de transición de lo real a lo ideal. Los profesores aprenden cómo trabajar el silencio, el ´no´ y el pero, cómo acompañar en el error, que sean compañeros... Montessori incide mucho en la tolerancia a la diversidad, vista como una herramienta más que permite que cada niño descubra qué le mueve y qué no, mientras que en el sistema tradicional es más homogénea y lo diferente es algo castigado o raro.

„ En España se vincula Montessori a centros elitistas.

„ Existe esa percepción, aunque Montessori surgió en los suburbios italianos y a pesar de que en un montón de países sí se aplica en escuelas públicas. De hecho, María Montessori estuvo viviendo en Barcelona y formó a más de 300 profesores. Antes de la Guerra Civil había muchas escuelas Montessori en Barcelona y alrededores. Es posible hacerlo en la pública.

„ ¿La educación tradicional está desfasada?

„ Hay un desfase muy fuerte entre la transferencia del conocimiento a la práctica y la formación del profesorado está muy enfocada a la teoría. A nivel internacional eso está cambiando. En Alemania empiezan la formación haciendo las prácticas primero. En España se necesita una formación más práctica y real; hay un salto entre lo que se aprende y la realidad y eso acaba afectando al estado anímico del profesor, que se aleja de lo que debería ser: un profesor con ganas y capaz de establecer vínculos con los niños.