El PP (Partido Popular) pidió ayer al PSIB (Partido Socialista de les Illes Balears) que dé explicaciones sobre la gestión de los cursos de formación financiados por el SOIB en la pasada legislatura y subrayó el "paralelismo" entre las presuntas irregularidades investigadas por la fiscalía anticorrupción en Balears y las que persigue la justicia en Andalucía.

Anticorrupción está rastreando un presunto fraude por parte de sindicatos y patronales que organizaban las acciones formativas para parados. Al hilo de esas pesquisas, la portavoz parlamentaria del PP, Mabel Cabrer, instó al PSIB, "que tantas explicaciones suele pedir", a dar la cara.

Cabrer subrayó, a través de un comunicado, que su partido ya ha denunciado en distintas ocasiones "el caos" en que el actual Govern encontró en el SOIB.

En este sentido, recordó que "la Unión Europea bloqueó 38 millones de euros destinados también a financiar cursos de formación para luchar contra el paro al detectar graves irregularidades en la justificación de los gastos".

Por su parte, Unión General de Trabajadores (UGT), que, junto a Comisiones Obreras (CCOO) y las patronales CAEB y PIMEB aparecen entre las entidades investigadas, se ofreció a colaborar con la fiscalía para demostrar que no se han producido irregularidades. UGT señaló que "respeta las actuaciones del ministerio público y pondrá - en caso de que finalmente así se le reclame- todos los medios a su alcance para facilitar documentación e información, algo que hasta el momento no ha sucedido".

También este sindicato sostiene que "ha gestionado las subvenciones públicas conforme a la normativa vigente, cumpliendo escrupulosamente la metodología aprobada por la Administración, ante la cual ha justificado el dinero de fondos públicos recibido para las diferentes acciones formativas". CCOO dará una rueda de prensa hoy para defender su inocencia.