El Parlament balear ha acordado pedir al Govern balear que siga trabajando a favor de los trabajadores afectados en las islas por el ERE de Coca-Cola y en pro del mantenimiento del máximo número de puestos de trabajo posibles en la empresa.

La proposición no de ley ha sido aprobada por la comisión de Economía del Parlament, tras modificar a propuesta del grupo popular el texto que había planteado inicialmente la diputada socialista Joana Barceló, ha informado la cámara legislativa en un comunicado.

El Parlament pide al Govern que mantenga su compromiso con los trabajadores afectados y trabaje por el mantenimiento del empleo "desde el diálogo con todas las partes".

El Expediente de Regulación de Empleo presentado a principios de año por el embotellador de Coca-Cola, Iberian Partners, afecta a casi un tercio de la plantilla, supone el cierre de las plantas de Asturias, Alicante, Madrid y Palma de Mallorca y fue declarado nulo por la Audiencia Nacional en junio.

Por otra parte, la comisión de Economía ha debatido también otra proposición no de ley defendida por Barceló sobre la política de ocupación juvenil por parte de los consells que ha sido rechazada por nueve votos en contra del PP, y cinco a favor de PSIB y Més.