Las informaciones de Podemos de que en Balears prácticamente ha igualado en número de afiliados al PSIB y ha superado a los de Més preocupa en las filas socialistas y de la coalición, aunque sus líderes procuraron ayer mostrar respeto y afirmar que su interés no es defenderse de Podemos sino trabajar contra las políticas del PP. "El enemigo del PSIB es la desigualdad provocada por las políticas del PP", dijo al ser preguntada por esta cuestión la líder socialista, Francina Armengol, quien defendió una labor de oposición con "propuestas valientes de cambio". El líder de Més, Biel Barceló, también apostó por trabajar "con la mayor excelencia posible", mientras que Fina Santiago afirmó que las relaciones de Més con Podemos "serán siempre en términos de colaboración, no de confrontación".