Los reproches y acusaciones sobre el conflicto educativo se cruzaron a lo largo del día de ayer. El president Bauzá criticó a la Assemblea de Docents por haber planteado una nueva jornada de huelga coincidiendo con el inicio de curso escolar, entendiendo que eso demuestra su falta de preocupación por los menores. El PSOE por su parte señaló al Govern como "agitador" de los problemas del sector, a lo que el PP replicó acusando a los socialistas de "utilizar a los alumnos".

"Si a todos les preocupasen los niños, mañana no habría huelga ni propuesta de huelga", aseveró José Ramon Bauzá ayer en declaraciones a Efe durante un recorrido que realizó por las instalaciones del Institut Balear de la Natura (IBANAT). "A mí lo que me preocupa son los niños y yo creo a todos les deberían preocupar los niños", insistió el president, aludiendo a la Assemblea de Docents que vota hoy en Porreres qué día del próximo mes de septiembre harán huelga.

Para el PSIB-PSOE no hay duda de que el "agitador" del conflicto en el sector es el Govern. Ayer la diputada Cristina Rita lamentó que el curso "empiece tan mal como acabó el anterior"; una situación que los socialistas creen que se repite por "la ausencia de diálogo" de los representantes de Educación con "la totalidad del sector educativo".

Rita habló de "políticas fallidas" y mencionó en concreto la implantación del TIL, la "obligación de instaurarlo incluso en los centros cuyos claustros no han aprobado el proyecto lingüísticos" y el "arrinconamiento de la UIB como máxima autoridad en materia de lengua catalana". En opinión de la diputada, la actuación de Educación de los últimos tres años es una demostración "de autoritarismo y de la falta de respeto intelectual del PP a todo un sector". Con todo, el PSIB-PSOE asegura que "divisa más conflicto y el PP quien lo provoca". En cuanto se inicie el periodo de sesiones del Parlament, los socialistas presentarán una moción sobre temas educativos con el objetivo de "instar al Govern a recuperar el diálogo con todos los interlocutores del sector".

El PP respondió horas más tardes a las acusaciones de la oposición socialista, de boca de la diputada ´popular´ Lourdes Bosch, que acusó al PSIB-PSOE "de utilizar a los alumnos para conseguir sus fines políticos".

Según Bosch, los socialistas están demostrando que les importan "muy poco" las personas y el interés de Balears. Insistió en que el PSOE "está despreciando una vez más a los padres, a los profesores y al PP". La diputada subrayó que el PP "nunca se ha levantado de una mesa de negociación" y aludió al pacto firmado con las dos principales patronales de la educación concertada y al pacto de estabilidad de interinos firmado con el STEI-i y ANPE; "un pacto que los propios sindicatos han calificado como el mejor de toda España", recordó la ´popular´.

La Assemblea de Docents celebra hoy su encuentro, de carácter abierto y en el que esperan registrar una elevada asistencia. Votarán qué día irán a la huelga durante el arranque del curso escolar. Esta protesta se planteó en julio primero para que el Govern no olvide que el conflicto sigue latente y después como reacción a la resolución firmada por la directora general Isabel Cerdà por la que se obliga a los centros sin proyecto TIL aprobado por el claustro a aplicarlo igualmente.

Representantes del movimiento asambleario registraron el lunes una petición de diálogo en la sede de Educación, asegurando que si la Conselleria estuviese dispuesta a negociar aspectos como revertir los recortes efectuados los últimos años plantearían anular la huelga.

Desde la federación de asociaciones de padres FAPA ya han expresado su rechazo a que se vuelva a utilizar la huelga como forma de reivindicar, por más que estén de acuerdo con los motivos de los docentes. El año pasado familias asociadas a FAPA propusieron una campaña de Aulas Vacías que tuvo un gran seguimiento en algunos centros como muestra de apoyo a los docentes.