21 de agosto de 2014
21.08.2014
Caso Son Espases

El fiscal también investiga si se pagaron comisiones por el solar de Son Espases

El expresident del Govern Jaume Matas habría suministrado información privilegiada a un grupo de empresarios sobre la futura ubicación del centro sanitario - En torno a la finca de Es Secar se produjeron muchas operaciones especulativas

21.08.2014 | 13:39
Florentino Pérez, centro, con Jaume Matas.
­Además del presunto amaño o intento de manipulación del concurso para la construcción de Son Espases, la fiscalía anticorrupción está investigando si se pagaron comisiones en relación a los solares donde se levantó el centro hospitalario público de referencia de Balears. El expresident del Govern Jaume Matas, uno de los políticos investigados, habría suministrado información privilegiada a un grupo de empresarios de la construcción sobre el futuro emplazamiento de Son Espases, a escasa distancia del monasterio palmesano de Es Secar de la Real.

El Ibsalut reclamó en 2003 al Ayuntamiento de Palma información sobre posibles emplazamientos del futuro hospital Son Dureta II (como así se llamaba Son Espases inicialmente). El Govern explicó que los terrenos tenían que gozar de determinadas características, como una amplia superficie, conexión con la red viaria y posibilidad de futuras ampliaciones.

El pleno de Cort de 23 de septiembre del 2003 aprobó presentar al Govern cuatro opciones para situar el futuro hospital: la base militar General Asensio; Son Puigdorfila; Son Tugores-Son Espases Vell y Son Sardina.

Menos de un mes después, el 6 de octubre, la subdirección general de Obras e Instalaciones del Ibsalut informó al Ayuntamiento de que su favorita, tras haber visitado los cuatro solares propuestos era Son Espases Vell, la propuesta número 3.

Pocas semanas después, la comisión de gobierno municipal decidió adquirir Son Espases, una operación que fue ratificada por el pleno el 23 de diciembre siguiente.

Pelotazo descarado
El Ayuntamiento pagó 7,2 millones de euros por Son Espases, en una operación que suscitó las críticas de la oposición y de vecinos y entidades ciudadanas, que crearon el movimiento Salvem la Real, para preservar el entorno rústico del monasterio.

Esquerra Unida-Els Verds tildó de "pelotazo descarado" la compraventa y toda la oposición destacó que Cort había pagado mucho más caro el metro cuadrado rústico de esa finca en relación al precio de mercado.

La congregación de los Sagrados Corazones, uno de los pilares de Salvem la Real, llegó a presentar un recurso contencioso-administrativo contra la compra de la posesión para destinarla a sistema general de equipamiento público sanitario-docente. El Ayuntamiento tuvo que remitir al juzgado de lo contencioso-administrativo todo el expediente sobre aquella operación.

Filtración de Matas
El 17 de noviembre del 2004 el Ayuntamiento aprobó ceder gratuitamente al Govern Son Espases Vell. El Govern inscribió el inmueble, valorado en 7,212 millones de euros, a nombre del Ibsalut.

Las presuntas filtraciones de Matas a varios empresarios de la construcción afines se habrían hecho meses antes de que Cort hiciera públicos los nombres de las cuatro fincas aspirantes a albergar el nuevo Son Dureta.

El entonces president habría dado esa información tras un partido de fútbol, celebrado en Madrid y sus amigos se apresuraron a firmar opciones de compra sobre fincas en torno a Son Espases.

La fiscalía está tratando de reconstruir todo aquel proceso y cómo el Ayuntamiento negoció y firmó un acuerdo con los dueños de Son Espases Vell.

Según denunció el grupo municipal de Esquerra Unida-Els Verds, el Govern estaba pagando por entonces a 6 euros el metro cuadrado de suelo rústico expropiado para la autopista de Llevant, mientras que el Ayuntamiento abonó 27 euros por metro cuadrado a los dueños de Son Espases Vell, que también era rústico.

Los ediles progresistas tildaron de "pésima operación" la compra de Son Espases Vell, apadrinada por Javier Rodrigo de Santos (entonces teniente de alcalde de Urbanismo de Palma).

Precisamente Rodrigo de Santos, que recientemente abandonó la cárcel donde cumplía condena por abusos sexuales a menores y malversación de fondos municipales, es uno de los expolíticos interrogados por la fiscalía anticorrupción en las diligencias informativas de Son Espases.

La fiscalía también ha interrogado a particulares y empresarios relacionados con los movimientos especulativos sobre Son Espases y las fincas colindantes.

Después de la compra de Son Espases Vell por Cort se inició un proceso para modificar el Plan General de Ordenación Urbana de Palma y adaptarlo al futuro equipamiento destinado al suelo rústico.

Los opositores al lugar escogido iniciaron una batalla legal contra las decisiones de las distintas administraciones, litigio que no impidió la construcción del hospital años después y que todavía está vivo en los tribunales.

El caso Son Espases, que todavía está en una fase de investigación embrionaria, versa sobre un supuesto amaño del concurso convocado por el govern a finales del 2005 para adjudicar la construcción y explotación del hospital de Son Espases.

Según la exconsellera de Salud Aina Castillo el president del Govern Jaume Matas le habría dado instrucciones para que ganara una de las cuatro agrupaciones de empresas participantes en el concurso. Castillo ha explicado a los fiscales que Matas abogó por uno de los aspirantes (Obrascon HL, que finalmente no salió elegida y fue derrotada por Dragados, liderada por Florentino Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.