El diputado socialista por Baleares Guillem García, se ha ausentado hoy de la votación de la ley orgánica para la abdicación del Rey, después de que pidiera a su partido libertad de voto.

Por su parte, el diputado del PSOE Odón Elorza ha roto la disciplina de voto de su grupo y se ha abstenido en la votación de la ley orgánica para la abdicación del Rey, por lo que previsiblemente será sancionado con una multa que puede llegar hasta los 600 euros.

Al igual que Elorza, también García Gasulla había pedido al PSOE libertad de voto.

Fuentes del grupo socialista no han adelantado si se impondrá una multa a García Gasulla, ya que primero le darán la oportunidad de que justifique su ausencia, antes de adoptar una decisión.

Elorza y García Gasulla han reclamado estos días de atrás que el grupo diera libertad de voto para que pudieran pronunciarse en conciencia, junto al alicantino Federico Buyolo, que ha votado hoy con el resto del grupo.

Precisamente a raíz de este debate acudió ayer a la reunión del grupo parlamentario el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para argumentar las razones de los socialistas en el voto afirmativo.

Rubalcaba, en su discurso de esta mañana, ha reconocido la "preferencia republicana" del PSOE, pero ha dejado claro que no iban a romper el pacto constitucional y ha garantizado el respaldo "ineludible e insoslayable" de su grupo a la ley de abdicación.