­El portavoz adjunto socialista en el Parlament, Vicenç Thomàs, afirmó ayer que los diputados del PSIB en el Congreso "tendrán que votar en conciencia" la ley de abdicación, aunque matizó que lo harán "dentro del marco que siempre ha planteado el PSOE desde hace años", partido que "pactó la Constitución", en donde se prevé la abdicación del Rey en el príncipe Felipe.

Thomàs se pronunciaba así respecto a la posibilidad de que los diputados del partido por Balears rompan la disciplina de voto, después de que el PSIB, con su líder Francina Armengol al frente, haya defendido la convocatoria de un referéndum para que los ciudadanos se pronuncien respecto a si desean continuar con el modelo de monarquía parlamentaria o prefieren la república.

Thomàs precisó que la postura de los diputados socialistas se decidirá en la reunión del grupo parlamentario en el Congreso, a la vez que resaltó que la sociedad española actual no es la misma que la de 1978, cuando se aprobó la Constitución, y que en una posible reforma de la Carta Magna "caben muchas opciones", como la de "plantear un referéndum sobre el modelo de Estado".

Armengol ha sido una de las dirigentes del partido que se ha pronunciado a favor de un referéndum, una postura que también ha defendido el PSOE gallego. La dirigente balear fue la única que defendió la convocatoria de una consulta en la reunión que celebró la Ejecutiva del PSOE nacional el lunes tras la abdicación del Rey. Posteriormente hizo pública su postura, compartida por los dirigentes insulares del partido, a la vez que la Ejecutiva el PSOE de Palma se pronunciaba oficialmente a favor del referéndum, enfrentándose así a la postura impuesta por el todavía secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba.