El Govern elaborará un protocolo para prevenir el acoso sexual en los centros de trabajo de la comunidad autónoma, y también redactará un conjunto de recomendaciones sobre el uso de lenguaje no sexista, ha anunciado hoy en el Parlament la consellera de Administraciones Públicas, Núria Riera.

Se trata de las próximas actuaciones previstas en el I Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres de la administración autonómica balear 2012-2105, que lleva año y medio de aplicación y cuyo grado de desarrollo es del 86 %, ha destacado la consellera.

Riera ha señalado que ya se dispone del borrador del protocolo para prevenir el acoso sexual en la administración pública, por lo que el mismo se aprobará próximamente.

También se redactará con carácter "prioritario" un protocolo de movilidad dentro de la administración para las mujeres que han sido víctimas de violencia de género.

Con ocasión de una comparecencia en la Comisión de Asuntos Institucionales y Generales, la consellera ha aludido a la importancia de "concienciar" sobre la necesidad de hacer uso de un lenguaje no sexista y, en este sentido, irán las recomendaciones que se elaborarán desde su departamento.

Otro de los objetivos del plan para los próximos meses es incentivar la participación de las mujeres en los cursos de habilidades directivas. El año pasado, el porcentaje de mujeres que asistieron a los mismos se situó en el 40 %.

Además, la conselleria concluirá con el informe sobre las causas que ocasionan las diferencias retributivas entre hombres y mujeres en la administración balear, si bien Riera ha asegurado que no existen distinciones por razones de sexo, sino porque los hombres suelen ocupar puestos más altos y, por lo tanto, mejor pagados.

En concreto, el 53 % de los hombres son jefes de servicio o ocupan un puesto superior frente al 47 % de las mujeres. De todos los inspectores de la administración, el 52 % son hombres y el 48 % son mujeres, mientras que el 67 % de los interventores son mujeres y el 33 % son hombres.

Este plan también contempla crear en los próximos meses crear un archivo fotográfico en el que se eviten estereotipos de género y poner en marcha actuaciones para "sensibilizar" a los hombres para que "hagan uso" de las medidas de conciliación familiar y laboral, al igual que lo hacen las mujeres.

En este sentido, ha defendido que las mujeres no tienen que "verse frenadas" para ocupar cargos de responsabilidad por un problema de conciliación.

Riera ha defendido que es "básico" lograr la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la administración pública, así como la "protección integral" de los derechos de los empleados, con diferencia del sexo.

Este plan se continuará aplicando hasta 2015 "sin bajar el ritmo", ha manifestado la consellera, que ha agradecido el trabajo de los cargos públicos y funcionarios que han participado en su elaboración, así como la colaboración de los sindicatos.

De las 113 acciones previstas en este plan, 67 ya han sido aplicadas, 30 están en proceso y 16 % aún están pendientes. El plan recoge acciones en ocho campos como cultura organizativa, lenguaje, acceso y promoción, diferencias retributivas, formación, conciliación, especial protección y recursos.

A día de hoy, el 64 % de los empleados de la administración autonómica son mujeres y el 26 % son hombres.

La consellera ha dicho que tres años es un periodo suficiente para comprobar la eficacia y resultados de este plan elaborado por la dirección general de Función Pública, Administraciones Públicas y Calidad de los Servicios.

Una comisión técnica compuesta por cinco vocales de la administración pública y cinco representantes sindicales velan y examinan su cumplimiento.