El próximo martes se celebrará en el juzgado de lo Penal número 1 de Palma un juicio contra dos seguidores del movimiento 15M, que están acusados de protagonizar un incidente con la Policía. La juez tendrá que valorar unos hechos que ocurrieron en la tarde del día 4 de julio del año 2011. Los dos acusados, Lluc Adrià C.M. y José María C.Q., participaban en una concentración que organizó este movimiento de ciudadanos indignados en la plaza España de Palma. Debido a que esta concentración no contaba con la autorización de Delegación del Gobierno, la Policía pidió a los manifestantes que se disolvieran. Sin embargo, según detalla el escrito del fiscal, varios de ellos iniciaron una marcha por diversas calles de la ciudad, circulando de forma peligrosa por la calzada. Ello, según la acusación, ponía en peligro la seguridad de los conductores y de los viandantes. La Policía persiguió a los acusados. Un agente de la Policía fue arrollado por el monopatín que llevaba uno de ellos. Además, al parecer también le propinó un mordisco en el brazo.

Durante la actuación policial varios agentes resultaron agredidos por diversos manifestantes. La Policía intentó disolver la manifestación y fue cuando otro de los acusados empujó varias veces a uno de los agentes, hasta que fue detenido.

A estos dos seguidores del movimiento 15-M se les acusa de los delitos de desobediencia grave y resistencia a la autoridad. La fiscalía les reclama un año de cárcel y una multa.

Los acusados, defendidos por el abogado Pablo Alonso de Caso, niegan los hechos.