"Me parece muy acertada la decisión de la jueza, además de bien razonada". Así reaccionaba una lectora al hacerse público que el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma ha archivado la denuncia interpuesta por el padre de una exalumna del IES Marratxí contra el que fuera su director expedientado por el Govern, Jaume March, al que acusaba de vulnerar la intimidad de su hija.

"A esto le llamo yo poner a cada uno en su sitio", afirmaba otro lector tras conocer la sentencia. La mayoría apoyó la decisión de la jueza ante este caso enmarcado en el conflicto educativo que se vive desde hace meses en las aulas de Baleares.

"Era obvio que esta denuncia no podía prosperar", comentaba un lector en nuestra web a lo que añadía que "no se entiende que haya tantos anticatalanistas criticando a los profesores sin motivo. Lo único que manifiestan es su incultura".

Aunque mayoritario, el apoyo a March no fue unánime entre los lectores. "Lo respeto, pero no lo comparto", afirmaba uno de ellos, a lo que otros añadían que "en este país, para que te condenen, tienes que hacerla muy gorda y ademas que te pillen infraganti".