"Dar un aprobado general como propone la Assemblea Docents es una ilegalidad", aseguró ayer en el Parlament la portavoz del PP, Mabel Cabrer. "Y el PP está en contra de esa postura equivocada y a favor del Estado de Derecho", remarcó. "Porque si los docentes o cualquier otro colectivo está en contra de una decisión de la administración tiene cauces legales y mecanismos suficientes para manifestarse. Por eso, espero que los docentes no aprueben esa medida, porque es una ilegalidad que va en contra de la educación y el Govern tomará las medidas oportunas para que no se produzca", aseguró.

Sobre la postura de PSOE y Més de respeto, con diferentes matices, a la decisión que hoy tome la Assemblea Docents en sa Pobla, Cabrer consideró que "no se trata de una cuestión de respeto". Según la portavoz del PP, "cuando se comete una ilegalidad hay que ponerse de parte del Estado de Derecho. La postura de PSOE y Més es equivocada", consideró.

Tras la Junta de Portavoces, el portavoz de Més, Biel Barceló, indicó o que su formación respetará lo que los docentes "elijan democráticamente", aunque añadió que el responsable de esta situación es el Govern, "que ha provocado un problema grave en las aulas". Según el econacionalista, la actitud irresponsable del Ejecutivo balear ha creado un problema del que "los alumnos no tienen la culpa".

No obstante, admitió que el aprobado general "tiene sus contras" y que se trata de un aspecto que "genera debate" por lo que no es una decisión "fácil". Por todo ello, señaló que esperarán a la determinación de los docentes, de quienes confía en su responsabilidad.

Por su parte, el portavoz adjunto del PSIB en el Parlament, Vicenç Thomàs, señaló que ésta es una iniciativa de la Assemblea por lo que son los profesores quienes deben decidir. No obstante, el socialista consideró que lo lógico es que haya una evaluación.

Los profesores de Primaria y Secundaria están convocados hoy en sa Pobla a una votación muy especial y controvertida, sobre aceptar o no un aprobado general.

La Assemblea de Docents, que convoca esta movilización, ha determinado que la propuesta debe contar con el apoyo del 70 por ciento de los profesionales para hacer efectiva la medida.

De este modo, si se obtienen estas papeletas positivas, después se decidirá si este aprobado por presentarse al examen afecta a todos los alumnos de primaria y secundaria o solo a los que siguen el polémico Tratamiento Integrado de Lenguas del Govern Bauzá, es decir, 1.º, 3.º y 5.º de Primaria y 1.º de ESO. La propuesta no cuenta con el apoyo de las asociaciones de padres ni de los sindicatos. Algunos claustros ya han votado en contra, aunque más de una treintena de personas han firmado un manifiesto a favor de la medida que circula por internet.