La Dirección General de Puertos y Aeropuertos ha creado una tarjeta para el uso de las 15 rampas para embarcaciones de los puertos de gestión autonómica que establece una tarifa plana de 50 euros anuales para utilizar de forma ilimitada estos accesos al mar. El director general de Puertos y Aeropuertos, Antonio Deudero, presentó ayer la nueva tarjeta para la botadura de embarcaciones en rampa en puertos de gestión directa "con tarifa plana de 50 euros para todo el año", informó el Govern.

El sistema anterior sigue

El uso de la tarjeta convivirá con el sistema anterior en el que se paga por cada uso. Deudero aseguró que la tarjeta servirá para "aproximar la actividad náutica de recreo" a la población ya que beneficiará a los usuarios de embarcaciones de remolque que no poseen amarre y que hacen uso de las 15 rampas que hay ubicadas en los puertos de la red autonómica.

La tarjeta "universaliza mucho el servicio náutico para que todos los ciudadanos puedan disfrutar de actividades en el mar, ya que se trata de un servicio cercano, económico y fiable", ha asegurado.

Sobre el destino de lo que se recaude a partir de ahora mediante esta tasa de 50 euros anuales, Antonio Deudero aseguró que se utilizará para cubrir los gastos del servicio, "para hacer control de las rampas y mantener su buen estado de conservación".

Los interesados en adquirir esta tarjeta pueden descargar el formulario en la página web de Ports de les Illes Balears www.portsib.es.