31 de marzo de 2014
31.03.2014
Boulevard

El balance definitivo de Aina Calvo (4,8) vs. Francina Armengol (4,7)

31.03.2014 | 06:30
Quienes sobrevaloran la capacidad empática de Aina Calvo, no la conocen. Quienes infravaloran la capacidad empática de Francina Armengol, tampoco la conocen. Se parecen mucho más de lo que pretenden en su escenificación de las primarias.

El PP saldrá derrotado de las primarias del PSOE. Este truco teatral le ha insuflado un hálito de vida al partido agonizante. Votan los simpatizantes, pero solo un antipatizante como su seguro servidor puede determinar en diez categorías el balance definitivo de Francina Armengol vs. Aina Calvo. Juro que al escribir este párrafo desconozco mi veredicto, que será inapelable y más vale que se cumpla.

Renovación. Armengol tiene previsto incorporar a Calvo al día siguiente de derrotarla, lo cual suena a promesa religiosa. También anuncia que se desprenderá de los fósiles que hoy la respaldan por instinto de preservación. Demasiado tarde, demasiado difícil. Calvo se proclama renovadora en sí misma y ensimismada, y ha llegado hasta aquí para liquidar a Armengol, a quien considera una tramposa. Puntuamos el incumplimiento flagrante contra la promesa etérea. Armengol: 4. Calvo: 6.

Liderazgo. La exalcaldesa de Palma no inspira la sensación de que va a ganar al aparato, sino de que puede hacerlo, un rasgo más valioso. Se presenta movilizadora y capaz de arrancar al votante de su atonía, un capítulo en el que fracasó hace tres años en Cort. Le afecta el síndrome de primera de la clase. Aunque no quiero disparar las razones para votarla, Armengol es el único político que me ha negado una entrevista en los últimos treinta años, llámenlo miedo. No está cansada, ha cansado a sus seguidores. Armengol: 5. Calvo: 6.

Empatía. Quienes sobrevaloran la capacidad empática de Calvo, no la conocen. Cuidado con los políticos que desprecian a la prensa. Y quienes infravaloran la capacidad empática de Armengol, tampoco la conocen. Estas dos peligrosas seductoras se parecen mucho más de lo que pretenden en su escenificación de las primarias. Sin embargo, la mayoría de mis centenares de miles de lectores solo cruzarían la calle para saludar a la exalcaldesa de Palma. Armengol: 4. Calvo: 7.

Pureza. Bastaría anotar que Armengol cuenta con el apoyo del alcalde de Capdepera, uno de los personajes más negativos de la política mallorquina y promotor del mayor desastre urbanístico del siglo XXI en Canyamel, veremos quién se encarga de la jardinería. Para qué montar unas primarias si no vas a modificar los comportamientos. En cuanto a la inmaculada Calvo, ha recurrido a Ramón Torres, el equivalente socialista de José María Rodríguez, para rebañar los votos de simpatizantes palmesanos. Y no sabía qué pasaba en Emaya. Armengol: 3. Calvo: 3.

Imagen. Ya sé que usted nunca ha votado a nadie por su aspecto, sólo por sus ideas. Me liberé de complejos al respecto cuando escuché a Carlos Fuentes comentar que "Obama se mueve como Fred Astaire". O a Catalina Cirer lamentándose de que "Calvo es tan guapa", cuando peleaban por la alcaldía. Armengol ha sido expresamente vituperada por su vestuario. Calvo ha sido expresamente disculpada por lo mismo, y en esta distinción radica la clave de las primarias. Armengol: 3. Calvo: 4.


Nacionalismo. Antes de que los torquemadas clamen que el nacionalismo no es un valor, recordaremos que todo presidente autonómico acaba por hacerse nacionalista, de Bono a Fraga pasando por lo nostro Bauzá. Votas a un candidato porque es muy español, y luego te quejas de las prospecciones petrolíferas. Armengol juega la carta local con descaro, Calvo siempre dio la impresión de que preferiría ser ministra de Zapatero. Armengol: 9. Calvo: 2.

Progresismo. A menos socialista, más progresista. El progresismo de Calvo viaja en bici. Se presenta como ajena al PSOE que necesita para acceder al poder, y ambas son conscientes de que su partido está al borde de la liquidación por derribo. Si Calvo vence por un voto, ganan ambas y su formación, pero su rival precisa de una victoria holgada para justificarse. Si Armengol se impone por un voto, supone una catástrofe para la ganadora, la perdedora y el PSOE. Armengol: 6. Calvo: 5.

Agresividad. Punto clave frente a los depredadores del PP. Cuidado con el estereotipo de una Calvo frágil frente a una Armengol dominante, aunque conoció su fulgor asaeteando al dictatorial James Matas entre 2003 y 2007. Los rivales de Calvo han sido los caballerosos Mateo Isern y Cirer, si bien mostró brío frente al caciquismo en el Baluard. Armengol: 6. Calvo: 5.

Equipo. Se disputan asimismo unas primarias en la sombra, el último asalto entre los catedráticos Martí March en pro de Armengol y Jaume Sureda al lado de Calvo. El anterior combate entre los enemigos fraternales lo ganó el segundo, al coronar rector a Llorenç Huguet frente a Antoni Riera. Pese a su apariencia ecuménica y conciliadora, Calvo es más individualista que la dinástica Armengol, rodeada por los ancianos del PSOE. Armengol: 3. Calvo: 4.

Suerte. La primera virtud que Napoleón exigía a sus mariscales, y quién se atrevería a contradecirle. Armengol debió ser candidata en 2007, pero la fortuna le giró la cara. La superviviente maldice su suerte, Calvo parece confiar en el azar a ciegas. Armengol: 4. Calvo: 6.

Ha llegado el momento que todos ustedes estaban esperando, siempre que no hayan leído el tosco titular antes que este texto magistral. Y la ganadora es Calvo, con una media de 4,8 puntos frente al 4,7 de su archienemiga. El apretado marcador demuestra que las primarias serán más apasionantes que las verdaderas elecciones, al igual que ocurriera en Hillary Clinton vs.Obama.

Reflexión pedagógica: "La misión de la escuela es enseñar a los niños a ser pobres".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.