El invierno ha llegado a la isla de forma radical, como afirmó ayer la responsable del centro meteorolñogico de Balears, María José Guerrero. Ayer las máximas se situaron en torno a los doce grados, casi seis menos que el pasado jueves y unos ocho por debajo de las máximas del miércoles. Y con la bajada del mercurio han llegado las primeras nieves, que ya ayer adornaban las cumbres por encima de los 900 metros de la Serra y esta pasada madrugada volvieron a caer por encima de los mil metros. Y el mal tiempo ha llegado para quedarse. Porque la AEMET de Balears pronostica lluvias intensas durante todo el día de hoy que se mantendrán mañana, domingo, y a lo largo de toda la semana entrante, en la que la inestabilidad será la tónica habitual con precipitaciones y bajas temperaturas hasta el domingo de la semana que viene.