"Por encima del derecho de los docentes a enseñar en catalán está el derecho de los niños a recibir educación en catalán, en castellano o en inglés", ha afirmado hoy la consellera de Educación, Joana Maria Camps.

Camps ha respondido de esta forma al llamamiento hecho ayer por la Asamblea de Docentes al colectivo de profesores para que ejerza su "derecho a enseñar en catalán" como medida de resistencia a la imposición del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL).

La consellera no ha querido referirse a cómo actuará su departamento si se extiende la insumisión y los docentes se niegan a impartir en castellano e inglés asignaturas que han de enseñarse en esos idiomas de acuerdo al proyecto educativo del centro.

Camps ha confiado en que los profesores actuarán "con responsabilidad" como lo vienen haciendo hasta ahora y ha resaltado que, si no es así, su departamento se limitará a "aplicar la ley y las normas".

Por otro lado, ha explicado que estudiará la situación en la que quedan los universitarios de Baleares a los que el Ministerio de Educación ha retirado las ayudas del programa Erasmus, una decisión sobre la que no ha querido dar una opinión "sin haberlo hablado a nivel interno".