La conselleria de Educación no ha pagado las dotaciones comprometidas a los centros públicos que se animaron a participar en el Plan Piloto de Educación Plurilingüe, que se vendió como el paso previo al diseño del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) y que comenzó a aplicarse en 39 centros educativos (20 de ellos públicos) el pasado curso. La Conselleria no sólo ha incumplido sus compromisos en lo que se refiere a una dotación presupuestaria extra para estos centros; tampoco ha abonado los viajes a Irlanda que hicieron los profesores para formarse.

Así lo ha recogido CC OO en un trabajo de campo en el que ha hablado con el 90% de los centros que formaban parte del plan. El sindicato ha detectado diferencias entre los públicos y los de la concertada, que señalaron que sí han recibido algo de dinero (no más de 1.500 euros) por parte de la Conselleria por este concepto.

Para el sindicato, el incumplimiento de estos compromisos es una prueba de que al Govern "le importa muy poco la aplicación práctica y pedagógica del inglés y mucho menos todo lo que se refiere al mundo educativo".

Bases del plan

En mayo del año pasado apareció la convocatoria del plan, que establecía las bases de este programa que, igual que el TIL, suponía la enseñanza de áreas no lingüísticas en inglés. El resto de materias podían hacerse en la lengua vehicular del centro. Los profesores debían tener el B2 o superior y de forma excepcional se permitía el B1. Se hacía especial mención a la atención a la diversidad de los alumnos.

Por su parte, la Conselleria se comprometía a dotar al centro de plazas con perfil específico a través de comisiones de servicios; dar una aportación económica extraordinaria (sin precisar de cuanto); proporcionar un auxiliar de conversación de lengua extranjera (van un máximo de 12 horas a la semana y a algunos centros se lo han quitado) y organizar actividades de formación específica, entre las que se encontraba el curso de 80 horas que realizaron en Irlanda.

La semana pasada miembros del consejo escolar del instituto Guillem Sagrera remitieron una carta a los medios y a la consellera Camps recriminándole el incumplimiento de los compromisos del plan. Explicaban que este año les habían quitado el auxiliar de conversación y que encima Educación les había hecho adelantar el dinero de su sueldo durante cinco meses (un total de 3.500 euros), además de tener que sufragar el viaje a Irlanda de los docentes.

Este plan se supone que era el paso previo a aplicar el TIL y la consellera ha insistido ante los medios que ha sido un éxito. Aunque hay centros que aseguran que no se ha evaluado el sistema (muchos hacen evaluaciones internas motu proprio) para después diseñar el TIL (el plan entró en vigor en septiembre de 2012 y el TIL se aprobó en abril de 2013), Educación asegura que sí se ha hecho esta revisión de la marcha del programa a partir de las memorias de centro enviadas a los inspectores a final de curso.

Los centros que participan en este plan están excluidos de la aplicación del TIL este curso y el próximo. Fue necesario lanzar una segunda convocatoria del programa ante la falta de interés de los centros públicos. En la segunda selección se abrió el cupo a más concertados. Podrían haber entrado 50 centros y al final fueron 39.