El vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, ha asegurado hoy que los nuevos impuestos previstos en los presupuestos autonómicos para 2013 pretenden ser "más estables, sólidos y permanentes", con ocasión de la ronda de contactos del Govern con los sectores afectados, como es el caso de los empresarios.

Aguiló ha hecho estas declaraciones antes de una reunión con una treintena de empresarios de la Confederación de Asociaciones de Empresarios de Baleares (CAEB), que han mostrado su preocupación por "un tema tan sensible" como los presupuestos y en especial por el impuesto sobre los envases de bebidas.

El vicepresidente económico ha indicado que este encuentro es parte de la labor del Govern de explicar el "diseño" de los nuevos impuestos y "de tomar nota de todo lo que vea y palpe" de parte de los distintos sectores afectados por las medidas impositivas que se pondrán en marcha en 2013.

El vicepresidente se ha referido a la "línea reformista del Govern", que consiste en que una vez puesto en marcha el control y la redistribución del gasto público se comiencen a aplicar las nuevas medidas impositivas.

Ha insistido en que la economía balear ha estado "muy sustentada" en el impuesto de transmisiones patrimoniales, de carácter "cíclico" que con la crisis, ha dejado de generar los ingresos necesarios a la islas.

En opinión del vicepresidente económico, "plantear impuestos nuevos es importante y relevante" y la línea del Govern pretende crear medidas impositivas más "sólidas, estables y permanentes" que ayuden a sustentar la economía de la islas.

"Lo vamos a aclarar todo, vamos a poner sobre la mesa todo el diseño que hemos hecho y trabajado y explicar los impuestos nuevos, que como cualquier asunto nuevo, puede tener algún elemento que modificar", ha explicado Aguiló, al ser preguntado sobre el de envases de bebidas.

Por su parte, Oliver ha expresado su especial preocupación por este nuevo impuesto, ya que considera que la recaudación prevista de 35 millones de euros es muy elevada.

En opinión de Oliver, en los presupuestos autonómicos para el próximo año se prevé una reducción "muy importante" en las partidas destinadas a la economía productiva, que se quedan en un 14 %.

En este sentido, ha solicitado una aclaración "más profunda" de parte del Govern para que escuche las opiniones de los empresarios al respecto.

"Un político que se precie tiene que tomar nota de todo lo que vea y palpe", ha respondido en este sentido Aguiló, que ha señalado que escuchará y atenderá las peticiones de los empresarios.

Además, Aguiló ha recordado que el Govern ya ha recorrido "los pasos de marcar el camino" a través de la reducción del gasto público y al trasladar recursos de áreas menos productivas a otras más productivas. Ahora se intenta dar "realismo a las cuentas públicas" con la "certeza" suficiente para "generar la confianza necesaria".

Ha insistido en que las líneas estratégicas del Govern ya quedaron marcadas en el primer presupuesto y ahora se sigue "una doble línea", que consiste en intentar que las "cuentas públicas sean sostenibles" y tengan "fortaleza" y por otra parte, "iniciar una reactivación económica", no directamente a través de dinero sino mediante "una modificación legislativa y reformista".

Para Aguiló, el Govern se ha caracterizado por seguir esta línea reformista de "cambios y modificaciones" y que requiere de una labor de explicaciones "para que sea entendida por todos".