La problemática de los cuidadores de personas dependientes, en la mayoría de los casos familiares de los enfermos, centró ayer el debate del club de este diario. Un debate en el que Mari Patxi Ayerra, una navarrica nacida en Alsasua que trabaja como formadora de formadores en Cáritas de Madrid, aconsejó a los cuidadores que "no hagan un holocausto de su propia vida".

"Los cuidadores son personas con sus propias necesidades a las que a menudo se les olvida pensar en sí mismos. Y deben mentalizarse de que necesitan un respiro, irse un par de horas al cine, salir a charlar con unas amigas o hacer una escapada a algún lugar", recomendó antes de advertir de que, en muchas ocasiones, "cae antes el cuidador que el cuidado".

Si no se toman estos respiros, la educadora social habló de la más que probable aparición de problemas como la depresión, el estrés o la ansiedad. "Y también dolencias físicas. Puedes estar cargando durante años a tu madre hasta darte cuenta de que tu espalda ya no puede más", continuó.

Ayerra recomendó por tanto a los cuidadores realizar ejercicio física diariamente así como tener unas horas dedicadas al descanso. "Es importante también tener una mente abierta al mundo, asomarse a internet, y poder realizar de vez en cuando una escapada. De la misma manera, hay que cuidar nuestra parte social porque necesitamos relacionarnos, salir a pasear, quejarnos de nuestros problemas. Y espiritualmente debemos cuidar nuestra parcela interior y tener personas nutricias a nuestro alrededor que nos den fortaleza", aconsejó la formadora, que opinó que los recortes no deben impedir que un cuidador pueda ser reemplazado ocasionalmente por algún asistente social.