Juan Manuel Morales, el joven de 21 años que quería atentar contra la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y que fue detenido el pasado 4 de octubre en Palma con 140 kilos de material explosivo, ha sido sometido hoy a un primer examen psiquiátrico al que seguirán otros.

El joven, que está desde el 5 de octubre en prisión provisional por planear la masacre en la UIB, acusado de los presuntos delitos de tenencia de explosivos y tentativa de estragos, ha sido sometido hoy a exploración en el Instituto de Medicina Legal de Palma, han informado fuentes jurídicas.

El examen psiquiátrico que se le ha realizado hoy será el primero de otros a los que será sometido para realizar la evaluación autorizada por el juez Enrique Morell y solicitada por la abogada defensora del joven, Agustina Alonso.

El joven fue detenido en su casa de Palma tras recibir 140 kilos de explosivos con los que quería atentar contra la universidad, tal y como reconoció a la Policía.

Morales plasmó sus intenciones en un diario incautado en su domicilio, en el que explicó que pretendía fabricar varias bombas con los materiales químicos que recibió, para colocarlas en la universidad.

En ese diario declaró que pretendía suicidarse tras la matanza que iba a realizar, imitando así a los dos autores de los asesinatos en el instituto estadounidense Columbine, Eric Harris y Dylan Klebold, a quienes considera sus "ídolos".

Su detención se produjo tras una investigación policial de cinco meses de duración, que comenzó cuando un periodista uruguayo residente en Japón sospechó de la conducta de este joven que contactó con él por internet y lo denunció a la Policía Local de Palma.