­El reconocimiento de la insularidad de Balears por parte de las instituciones europeas fue uno de los temas centrales de la reunión mantenida ayer entre el conseller de Agricultura, Gabriel Company, y el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Según declaró Company, en este encuentro también se abordaron otras cuestiones como el futuro de ciertos proyectos de construcción de desalinizadoras y depuradoras tras el recorte del presupuesto del ministerio o la viabilidad de la ley de medidas urbanísticas propuesta por el propio Govern para agilizar los trámites burocráticos de construcción. El conseller reconoció que existen problemas jurídicos para encajar el texto y así se lo comentó el ministro Arias Cañete.

"Todos los temas de agricultura estaban enfocados en la insularidad de Balears", comentó Company, quien abordó junto al ministro la necesidad de compensar los aspectos negativos que tiene la insularidad "para competir en condiciones de igualdad con otras explotaciones agrarias de la península o de la Unión Europea".