La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Ana María Aguiló, ha defendido hoy que el PP ha logrado "acabar con la dictadura catalanista en esta comunidad que fue impuesta por el Pacto" al ponerse en marcha la libertad de lengua que permite a los padres elegir el idioma con el que quieren que sus hijos aprendan a escribir y leer en los centros escolares de las Islas Baleares.

La libertad de elección de lengua en la primera enseñanza, una opción que el Govern empezará a aplicar en el curso 2012-2013, ha sido defendida por el conseller de Educación, Rafael Bosch, en respuesta a un pregunta parlamentaria relativa a cómo se hará efectiva su implantación, a lo que Bosch ha explicado que "es tan sencillo" como marcar una cruz en la casilla correspondiente al idioma escogido "y se le atiende a ese alumno en la lengua que ha pedido el padre, madre o tutor".

"Es la mejor opción para nuestra sociedad, porque se evitará que una de las dos lenguas sea una imposición de un determinado grupo político" ha indicado Aguiló, para quien ello "representa una gran oportunidad de desterrar la imposición". "De esta forma se podrá convertir un tema político en tema pacífico", ha sentenciado la diputada 'popular'.

Por su parte, su compañera de filas, Marga Prohens, ha formulado otra pregunta al responsable balear de Educación sobre este mismo asunto, al tiempo que ha opinado que ser bilingüe "es un valor añadido y no una imposición".

En este sentido, ha criticado a los partidos del Pacto por "financiar una guía de adoctrinamiento", en la que se defendía "lo absurdo con dinero público". En ella se animaba, por ejemplo, "a no cambiar de lengua para casos aislados", en referencia a los estudiantes de Erasmus que llegan a Baleares y no entiende el catalán.

A ello, Bosch ha añadido que lo que pretende el Govern es lograr que la escuela sea un espacio donde se manejen las dos lenguas vehiculares, se trabaje con la lengua propia y la común y se trabaje cada vez más con la inglesa. Con todo, ha señalado que es "lógico" que las personas que llegan de fuera "quieran primero conocer una lengua que es de uso común a nivel estatal".