Tres de cada diez actuaciones que realizó la Policía Tutor en los colegios de Baleares durante el pasado curso escolar tienen que ver con el absentismo escolar: o bien los estudiantes no fueron a clase ese día o no acudían de manera sistemática.

En total, los policías tutor realizaron 3.341 actuaciones durante el último curso escolar (2009/2010) en Baleares: 887 referidas al absentismo escolar, el 27% de todas las llevadas a cabo. De ese número total, 778 se deben a que la Policía localizó a alumnos fuera del centro en horario lectivo y 109 por absentismo crónico e intermitente.

Un total de 785 actuaciones (23%) de la Policía Tutor en el curso pasado tuvieron que ver con la seguridad ciudadana como conflictos entre alumnos, enfrentamientos de alumnos con profesores o intervenciones con estudiantes expulsados.

Otras 297 actuaciones fueron de carácter penal (9%), caso de hurtos y robos, acoso escolar y daños a vehículos de profesores o en las instalaciones educativas. Hasta 164 fueron relativas al consumo o tenencia de substancias ilegales (5%) dentro o fuera del centro.

El mayor número de actuaciones de la Policía Tutor, en concreto 1.208 (36%), tienen que ver con gestiones de los agentes fuera del horario escolar como informes a la Fiscalía de Menores, al Servicio de Protección al Menor, a los servicios sociales o la identificación de personas sospechosas.

La consellera de Innovación, Interior y Justicia, Pilar Costa, ha presentado hoy la memoria de actuaciones de los Policías Tutores del curso escolar 2009/2010, y ha felicitado a los agentes por su labor "bien hecha" y porque son "referente" en los centros educativos para profesores, alumnos y padres.

En este curso escolar hay 33 municipios que disponen de esta figura de seguridad, mientras que el año pasado fueron 24; 20 en 2008/2009 y 14 en 2007/2008 y cursos anteriores.

La memoria ha sido realizada por el Instituto de Seguridad Pública de las Islas Baleares (ISPIB), y en la misma se especifica que la Policía Tutor trabajó el curso pasado en 144 centros (113 de primaria e infantil y 31 de secundaria y bachillerato) en los que estudian 47.004 alumnos.

Debido al buen resultado de este servicio, la titular de Interior ha confiado en que año tras año haya más municipios de las islas que cuenten con el Policía Tutor para llegar al máximo de centros.

El Govern apuesta por impulsar y consolidar este proyecto de seguridad escolar, por su eficacia, así como por la formación de los Policías Tutores en un momento de cambios sociales importantes en el ámbito familiar, en los centros educativos y en los propios alumnos, ha comentado Costa.

El Policía Tutor es un policía local formado de manera específica para cooperar en la resolución de conflictos del entorno escolar. Entre otros asuntos, trabaja en casos de absentismo escolar, menores sin escolarizar, consumo de drogas o tabaco, mejora de la seguridad viaria en zonas escolares o educación en materia de educación vial.

Precisamente, sobre educación viaria el curso pasado se impartieron 3.088 horas de actividades de las que se beneficiaron 18.351 estudiantes.

Otra tarea fue la vigilancia de entradas y salidas de los centros escolares, en total 534 (458 en Mallorca, 42 en las Pitiusas y 34 en Menorca).

Durante la presentación de la memoria, el director general de Innovación y Formación del Profesorado, Miquel Perelló, ha manifestado que gestionar el sistema escolar y sus problemas es complicado, por lo que es "necesaria" esta ayuda del Policía Tutor que está logrando resultados "fantásticos".