Tras conocerse que la UNESCO declaraba la Sibil·la como Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad, ayer en Kenia, el conseller de Cultura y Patrimonio del Consell de Mallorca, Joan Font, y el director insular, Gabriel Cerdà –ambos del PSM y que se encuentran en el país africano–, se pusieron eufóricos y empezaron a telefonear a los demás miembros del Consell en Mallorca. Font tuvo que intervenir ante el comité que estudiaba las 47 candidaturas, con representantes de los Estados participantes, y solicitó a la delegación española poder hacerlo en catalán. Para ello se tuvo que improvisar una traducción al inglés, árabe, español y japonés. Posteriormente, la delegación mallorquina se fue de marcha con los demás representantes de España al bar ´¿Qué pasa?´, en Nairobi, invitados por el embajador. Sonó flamenco, claro.

Coñas al profesor Manera y Walt Disney

En sesiones parlamentarias como la de ayer, en las que PP y UM exhiben su poder frente al Govern en minoría, los diputados de la oposición suelen estar animadillos y se permiten lanzar más coñas desde la tribuna de oradores. Así, tanto Josep Melià (UM) como Santi Tadeo (PP) disfrutaron de replicar al conseller Carles Manera que ellos no eran profesores de Historia económica, como el socialista, ni el debate que mantenían sobre los impuestos, una clase universitaria. "Tras escucharle a usted hablar de Reagan y no sé cuántos más, solo faltaba que saliera el Tío Gilito o el Pato Donald", le espetó Tadeo al conseller. Manera, que como es lógico no deja de ser historiador para ser político, antes había hecho gala de sus conocimientos en la materia. De hecho, le fregó por los morros a Melià unos datos económicos extraídos de un libro de Ramon Tremosa, eurodiputado de CiU al que admira el presidente de UM. Por cierto, que el presidente Antich no estuvo ayer por una indisposición intestinal.