El jefe de la Sexta Flota de los Estados Unidos (EEUU), el vicealmirante Harry B. Harris, JR, se ha referido hoy a la necesidad de "estar preparados" para defender el "estilo de vida americano, español y europeo", y actuar y dirigir operaciones militares contra el terrorismo internacional, caso de Al Qaeda.

"Al Qada y el terrorismo representan una amenaza para todo ello", ha asegurado el vicealmirante durante una rueda de prensa en Palma en la que ha expresado la necesidad de estar en alerta con el fin de actuar en cualquier momento cuando la situación lo requiera.

En este sentido, la Sexta Flota, cuyo ámbito de operaciones es el Mediterráneo, trabaja para garantizar la seguridad y luchar contra el terrorismo y la piratería que suponen el tráfico de drogas, armas o personas, ha concretado.

El marino y piloto se ha desplazado hoy desde Nápoles, base de la Sexta Flota, para reunirse con autoridades civiles y militares de Baleares tras la toma de posesión hace un año de su nueva responsabilidad como jefe de la Armada estadounidense en el Mediterráneo.

Harris ha destacado la colaboración y amistad permanente existente entre EEUU y España, que es un "aliado clave importantísimo". Ambos países, ha añadido, tienen la "misma visión" sobre la necesidad de garantizar la seguridad, la estabilidad de los países y la paz.

También ha subrayado la "fructífera relación" y "tremenda colaboración" que hay entre EEUU y España para trabajar de manera conjunta, así como para el "importante" desarrollo de ambas armadas.

En este contexto ha querido mencionar el despliegue del Ejército español en Afganistán y el de militares del Regimiento de Infantería Palma 47.

Harris ha mantenido sendos encuentros con el conseller balear de Presidencia, Albert Moragues, y el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramon Socias, que ha hecho mención de la histórica relación existente entre la Sexta Flota y el archipiélago, donde cada año atracan navíos estadounidenses.

El vicealmirante, que ha participado en diversas operaciones militares como la Guerra del Golfo de 1991, se ha mostrado emocionado por su visita a Palma 24 años después de que lo hiciera, en 1986, como oficial a bordo del portaaviones Saratoga.

También ha aludido a los lazos existentes entre los Estados Unidos y Baleares porque David Farragut (1801-1870), hijo de un marino menorquín, fue el primer almirante de la marina estadounidense.

En su visita a la capital balear, el vicealmirante ha estado acompañado en todo momento por Amy Christiansen, agente consular de los EEUU en Baleares.