Desde que comenzó la crisis, la Agencia Tributaria ha reducido su recaudación en Balears por impuestos de alcohol un 27%. Más fuerte es el desplome de la cerveza: un 35% . Pese a ello, en 2009 las arcas públicas ingresaron 12,5 millones de euros por la venta de alcohol.

Lo peor de la recesión parece haber pasado para el tabaco. En 2008 las ventas de cigarrillos en Mallorca cayeron un 37%, aunque la facturación de 2009 ya refleja solo una caída del 6% respecto a antes e la crisis, que permite a Hacienda recaudar en la isla 113.000 euros de los pitillos.

Los juegos de Loterías y Apuestas del Estado no han dejado de perder clientes desde que estalló la crisis. No está la economía para juegos. También sufren bingos, tragaperras y casinos. El Govern recaudó en 2009 un total de 44,5 millones de euros por las tasas sobre el juego.