La presión de la enseñanza concertada ha logrado que finalmente el conseller de Educación, Bartomeu Llinàs, diera marcha atrás y retirara los borradores de los dos decretos previstos para el sector –el de Conciertos Educativos y de Módulos Económicos de los Conciertos Educativos– con el fin de intentar elaborar un documento de consenso. La Conselleria adoptó ayer esta decisión, que calificó de aplazamiento de los decretos, aunque en la práctica es una retirada para sustituirlos por documentos acordados.

El Ejecutivo informó de esta medida a través de un comunicado en el que explica que "una vez escuchadas todas las pa rtes implicadas (sindicatos, patronales y cooperativas educativas) y de acuerdo con la voluntad de diálogo y consenso" de la Conselleria, Llinàs "ha decidido aplazar" las dos tramitaciones y "abrir un nuevo período de diálogo".

El enfrentamiento entre el Govern y la concertada por estos decretos se agudizó esta semana, después de que el martes se constituyera la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Concertada, que exigió al Govern la retirada de los proyectos. Patronales y organizaciones que integran esta Plataforma celebraron ayer la decisión.

Escola Catòlica de Balears afirmó que esta medida supone "el regreso a la senda del diálogo" que "nunca debería haberse abandonado". En el mismo sentido se expresó la Confederación de Federaciones y Asociaciones de Familias de Alumnos de la Escuela Católica de Balears (Confaecib), que mostró su satisfacción porque el Govern haya optado por "el sentido común".

La Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza, además de "agradecer la retirada de los borradores", deseó "una respuesta similar" por parte del Govern en lo que se refiere "a los derechos de los trabajadores que en estos momentos se han visto trastocados, como es el salario de los profesores de los centros concertados". El presidente de Faib-Concapa, Jordi Llabrés, también calificó de "positiva" la decisión de la Conselleria

La Plataforma la integran, además de estas organizaciones, ACENEB-CEDE, UNAC, FEIPIMEB y FE-USO, es decir, las entidades que conforman la Mesa Sectorial a excepción de CCOO , UGT y STEI. Estos tres sindicatos registraron ayer en la Conselleria un documento conjunto por el que le piden "la retirada del borrador" de los decretos con el fin de que se abra "un nuevo período de alegaciones que permita posteriormente su discusión y análisis en el seno de la mesa concertada". Agregan que "cualquier tema que pudiera tener una repercusión laboral para el profesorado de la enseñanza concertada debe debatirse en esta mesa".

El pasado martes la Plataforma acusó al Govern de "acoso" hacia el sector y sostuvo que los decretos que preparaba la Conselleria planeaban derogar los acuerdos con la concertada para Bachiller y Formación Profesional, lo que dispararía los gastos de las familias con hijos de 18 euros mensuales a 400. Llinàs negó de inmediato que fueran a derogarse estos conciertos.