La Conselleria de Salud y Consumo, a través de sus distintos servicios sanitarios, trató en 2009 a 2.526 personas por adicción al alcohol: 2.217 en centros ambulatorios, 247 en la unidad hospitalaria del Joan March y 62 en centros residenciales no hospitalarios (62).

El próximo lunes se celebra el Día Mundial sin Alcohol. Precisamente, ésta es la sustancia psicoactiva más consumida por la población balear, según la Encuesta Domiciliaria sobre Drogas (EDADES 2007-08) y la que más demandas de inicio de tratamiento genera en todas las islas.

La Conselleria de Salud ha informado de que, a través del Plan de Adicciones y Drogodependencias de las Illes Balears (PADIB), se han formado 61 médicos y enfermeros para constituir la red de referentes de Alcohol (XAROH) de los centros de Atención Primaria, así como la formación en el programa "Bebed Menos".

La finalidad del programa es sensibilizar a la población general sobre los daños ocasionados por el consumo de riesgo de alcohol, para reducir la ingesta y los problemas asociados.

Además de formar al personal sanitario, se pretende dotar a los centros salud de herramientas para la identificación precoz y la intervención en los problemas del alcohol.

El consumo de riesgo de alcohol es el que produce la mayoría de daños y gastos relacionados con esta sustancia, más que la propia dependencia. Por tanto, es esencial un enfoque preventivo orientado hacia la detección precoz de los bebedores de riesgo y la consecuente intervención para reducir el consumo.