Muchos centros de formación de Balears se están viendo denunciados por sus propios profesores debido al retraso con que se abonan las nóminas de estos últimos, un problema que está provocando el propio Govern balear, según denuncias las asociaciones de Caeb y Pimem que representan a este colectivo. El presidente y la tesorera de la sectorial de Pimem, Jordi Mora y Jero Mayans respectivamente, al igual que el portavoz de la de Caeb, Pere Coli, coinciden en la precaria situación en la que están quedando muchas de estas academias, ya que las demoras en el pago de esos cursos pueden llegar a los 18 meses.

Al respecto, se destacan dos serios problemas en la conselleria de Trabajo. En primer lugar, el "atasco" que se ha generado a la hora de comprobar las facturas que los centros de formación remiten para cobrar la liquidación de los cursos realizados (un 35% de su valor), lo que está generando las demoras de 12 y hasta 18 meses antes señaladas.

Pero a ello se suma además que un error de forma en la publicación en el Boletín Oficial de Balears (Boib) de la convocatoria de los cursos para este año obligó a repetirla el pasado mes de septiembre, lo que está demorando también que estas academias puedan cobrar el adelanto de los cursos que se han iniciado después del verano, y que equivale a aproximadamente el 65% de su valor.

Desde la conselleria de Trabajo se negó que ese error se hubiera producido, y sin embargo la rectificación aparece en el Boib del pasado día 9 de septiembre.

Desde este departamento autonómico se asegura también que los pagos atrasados de los cursos de 2008 se autorizaron el pasado 30 de septiembre, y que está previsto que a finales de diciembre se haga otro tanto con la liquidación de los de 2009.

Sin embargo, Jero Mayans denuncia que las cantidades que siguen sin abonarse puede alcanzar un valor de siete millones de euros, lo que está impidiendo en muchos casos el poder abonar en plazo el salario de los profesores. A su vez, Jordi Mora afirma que algunos centros han dejado de optar a los cursos del Govern ante los enormes problemas de liquidez que sus demoras en los pagos están generando. Pere Coli añadió otro agravante, como es que el presupuesto para estos cursos destinados a la formación de parados apenas haya crecido en los últimos años, pese a que el desempleo ha tenido un fuertísimo incremento.