El pleno del Parlament aprobó ayer por unanimidad instar al Govern a "promover la redacción de una ley de cajas de ahorros" de las islas, una legislación que existe en todas las Comunidades Autónomas salvo en Balears. Este punto formaba parte de una proposición no de Ley presentada por UM en la que también se pedía la aprobación de un decreto "urgente" por el que, hasta que se aprobara la ley, cualquier cesión de activo de una caja de ahorros de las islas o una adhesión a un Sistema Institucional de Protección (SIP) tuviera que contar con la autorización del Govern. Sin embargo, el resto de los grupos no respaldaron esta última propuesta al entender que, dado el proceso de fusión fría de Sa Nostra con otras cajas ya se ha iniciado, crearía "confusión".

El líder de UM, Josep Melià, resaltó en la defensa de su propuesta la preocupación que ha provocado el proceso de fusión de cajas de ahorros, en especial por su "posible desnaturalización", el que se esté "deslocalizando y privatizando" y el que los procesos denominados de fusión fría sean "un primer paso para su conversión en bancos". Además, consideró que el Govern "ha intervenido poco" en el proceso de fusión fría de Sa Nostra.