El número de trabajadores afiliados en el sector de las nuevas tecnologías ha aumentado un 8,63 por ciento en menos de dos años, lo que demuestra que está creando empleo a pesar de la crisis y que todavía tiene potencial para generar más ocupación, según las conclusiones del primer foro tecnológico intersectorial TICaeb, que ayer se clausuraron en Palma.

Las conclusiones de este encuentro, que se inició el pasado día 3 y en el que se han celebrado quince conferencias, destacan que este nuevo empleo que se crea en el sector está marcado por "una alta proporción de autónomos, es decir, emprendedores", según manifestó ayer el presidente de la Caeb, Josep Oliver.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Seguridad Social, en Balears, los afiliados al sector de las tecnologías han pasado de suponer 3.428 trabajadores por cuenta ajena y autónomos en enero de 2009, a los 3.752 de septiembre de 2010. Esta posibilidad de negocio, permitiría que el sector de las tecnologías siga creciendo.