El responsable de Hacienda del Consell, Antoni Alemany, afirmó ayer que los presupuestos que está elaborando el Gobierno insular para el próximo año contemplan un recorte de "unos 30 millones de euros" respecto a los de este año, que ascendían a 430 millones. Alemany afirmó que los distintos departamentos de la institución ya han elaborado sus propuestas de acuerdo a este criterio restrictivo, dentro del cual el único que no sufrirá recortes es Bienestar Social. Confió en que la próxima semana las distintas propuestas estén "hilvanadas" con el fin de que los socios de Gobierno (PSOE y Bloc) terminen de ajustarlas. Después, se reunirá con PP y con UM para intentar alcanzar un acuerdo, dada la situación de minoría con la que gobierna el Pacto

Por otro lado, aseguró que el grueso de los 107 millones de euros sin ejecutar de la liquidación de los presupuestos de 2009 procede de los retrasos por el convenio de carreteras con el Estado. Ante las críticas del PP, recordó que "lo que realmente no se ejecuta es el remanente, que fue de 32 millones que se destinaron este año, de acuerdo con el PP, a pagar liquidaciones, salvo 9 millones que se han repartido entre ayuntamientos".

Alemany realizó estas declaraciones en los pasillos del Consell, donde se celebraba una sesión plenaria que, entre otros asuntos, aprobó por unanimidad una moción del PP por la que se acuerda comenzar de inmediato las obras para garantizar la seguridad en los tramos con peligro de desprendimientos en la carretera entre Andratx, Estellençs y Banyalbufar.