El juez de instrucción 1 de Palma, Joan Catany, ha citado para la semana que viene al director comercial en 2004 de Iturri, una de las mayores empresas españolas en el sector de la seguridad y que fue proveedora del anterior Govern del PP. Iturri trabajó en el equipamiento del nuevo Parque Central de Bomberos de Palma, un expediente que está siendo investigando dentro del sumario del caso Bomsai.

Esta causa lleva precisamente su nombre de la unión de los principios de las palabras Bomberos y Sanidad, en alusión a los dos edificios que presuntamente dieron pie a una trama de corrupción y cobro de sobornos.

El citado es Eduardo José Diez Hervás, que el pasado 18 de mayo ya declaró como imputado en el caso Bomsai, asistido por el letrado José María Rebollo.

Hervás mantuvo contactos con el entonces director general de Emergencias del Govern del PP, Joan Pol, también imputado en el caso y sospechoso de cobrar importantes sobornos de proveedores de la Administración.

El directivo de Iturri manifestó que su empresa fichó a Pol, defendido por Gaspar Oliver, como asesor externo en temas de seguridad y le pagó cierta cantidad por esos trabajos. Pol compatibilizó su cargo en el Govern con los negocios en dos empresas, una inmobiliaria y otra de asesoría en emergencias.