09 de octubre de 2010
09.10.2010
Conflicto con el catalán

Bauzá rectifica el anuncio de suprimir la Ley del Catalán tras duras críticas internas

Parte del PP balear se posiciona en contra de su líder y lo califica de "torpe" e "inoportuno"

09.10.2010 | 08:30
José Ramón Bauzá achaca sus palabras a un "error".
Un "lapsus" mental del presidente del PP balear, según lo definió él mismo, desató ayer una durísima polémica en el seno de su partido, desde el que algunos dirigentes llegaron a lanzar adjetivos como "torpe" o "inoportuno" contra su líder. El incidente se inició a primera hora de la mañana, durante una entrevista en Ona Mallorca, en la que José Ramón Bauzá anunció su intención de "eliminar" la Ley de Normalización Lingüística aprobada por unanimidad en 1986 bajo la presidencia de Gabriel Cañellas. A última hora de la tarde el dirigente del PP aclaró que había sufrido un "lapsus" y que en realidad se refería al denominado Decreto de Mínimos, que el Govern de Jaume Matas aprobó en 1997, y que ha posibilitado que en muchos centros la enseñanza en catalán ocupe la mayor parte del horario lectivo. Pero en ese corto intervalo de tiempo ya se había desatado una ´tormenta perfecta´ dentro y fuera de esa formación política.
Bauzá aseguró en su aclaración que en ningún momento se había planteado sustituir la citada Ley, y que su intención se limita a modificar las normas que impiden que un isleño pueda acceder a un puesto de trabajo por no saber catalán –"su conocimiento debe dejar de ser un requisito para pasara ser sólo un mérito", indicó–, o que no garantice la igualdad de trato en la enseñanza de esta lengua y la del castellano.
Igualmente, intentó minimizar la polémica que había provocado, al señalar que comprendía las reacciones en contra desatadas por sus palabras porque ni él mismo estaba de acuerdo con la idea de suprimir la ley de normalización, e insistió en que sus palabras iniciales se explicaban por un error, ya que "equivocarse es humano".

Reacción interna

Pero las horas previas a esta matización habían venido marcadas por un PP en ebullición. Las reacciones oficiales mayoritarias fueron de sorpresa, como las de los alcaldes de Manacor, Antoni Pastor; de Santanyí, Miquel Vidal; o de Felanitx, Gabriel Tauler, limitándose el primero a reclamar tranquilidad a la hora de abordar temas tan sensibles como el de la lengua.
Otros se decantaron por buscar explicaciones que fueran coherentes a las palabras de Bauza, como el ex alcalde de Inca, Pere Rotger, o el secretario general del partido, Miquel Ramis, en el sentido de que la intención de su presidente no era otra que la de defender la libertad para que cualquier ciudadano pueda expresarse en la lengua de su elección. Sobre este punto, Rotger se mostró convencido de que la intención de José Ramón Bauzá era únicamente la de aplicar algunas modificaciones en la norma, pero no de suprimirla.
También el presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, alegó que el objetivo de su partido no era otro que el de evitar que la lengua pudiera ser un arma arrojadiza o que ésta pudiera ser impuesta, con una libertad de elección que también reclamó el alcalde de Llucmajor, Juan Jaume.
Menos complaciente fue la ex consellera de Obras Públicas, Mabel Cabrer, la cual lamentó que todavía se desconozca cuál va a ser el programa lingüístico que su partido va a defender.
Y el hasta ayer portavoz de los populares en el Consell de Mallorca, Jaume Font, optó por lanzar su andanada directamente a la línea de flotación, al calificar de "error" las palabras de Bauza y posicionarse claramente "en contra". "Para que yo cuestionara la unidad de la lengua, me tendría que pasar un camión por encima", aseguró.
Mucho más duras fueron las interpretaciones ´no oficiales´ de lo sucedido. Algunos líderes del partido no ocultaron su absoluto desconcierto ante el anuncio de eliminar la ley de normalización. "Esa no es una decisión del partido, es exclusivamente personal", se aseguraba, al tiempo que se añadía que "para defender estas posturas, hubiéramos podido poner de presidente a Carlos Delgado".
"Cuando lo teníamos todo a favor, nos sale con estas declaraciones inoportunas", se afirmaba, al tiempo que se usaba el calificativo de "torpe" para referirse al autor de las polémicas declaraciones.
En concreto, se puso de relieve que el debate sobre el Estado de la Comunitat se había saldado de forma muy positiva para el partido, a la vista del papel hecho por Antoni Pastor como portavoz y de la escasa capacidad de respuesta demostrada por el president Francesc Antich. Y todo ello sumado al posicionamiento claramente crítico contra la gestión del Pacto por parte de los empresarios, liderados por el hotelero Miguel Fluxá, o el malestar que ha provocado en las islas el anuncio del ministro José Blanco de plantear modificaciones en el descuento para residentes. Y en medio de esta coyuntura tan favorable, "viene Bauza y nos mete en este lío", se lamentaba.
Algunas opiniones no descartaban que el problema hubiera venido de un intento del presidente de los populares de recuperar el protagonismo que el alcalde de Manacor le pudo restar tras su intervención en el Parlament.

"Heridas abiertas"

Sin embargo, otros no ocultaban su convencimiento de que las críticas internas desatadas contra José Ramón Bauzá tienen su origen en las "heridas abiertas" tras la decisión de este último de prescindir de cualquier imputado a la hora de elaborar las listas electorales, y que ha tenido entre sus consecuencias la dimisión de Jaume Font como portavoz del Consell, además del evidente malestar de algunos sectores del partido.
Así, desde el círculo próximo al presidente de los populares se indicaba que algunas reacciones estaban siendo desproporcionadas, como la del "camión que le pasa por encima a Font".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.