El representante en la isla de un importante touroperador certifica el impacto "positivo" de Nadal como símbolo de las islas en el mundo. Otra cosa es el importe que se abona a la estrella mundial del tenis, dos millones anuales desde 2009 hasta 2011. "En relación con el presupuesto que maneja Balears, me parece mucho dinero", esgrime. La partida para la promoción de la Comunidad rondó en 2009 los 24 millones de euros. "Es un lujo para Balears al que debe recurrir", reflexiona.

Económico

Pero si Nadal parece caro respecto al dinero que maneja la Comunidad para publicitarse en el exterior, este experto turístico considera "barato" su caché en comparación con el importe que cobran las estrellas por ceder su imagen. Y pone como ejemplo el caso de otro tenista, el alemán Boris Becker, quien abanderó la marca de automóviles Mercedes-Benz.

Miquel Nadal, el conseller de Turismo que fichó al manacorí, no escatimó esfuerzos económicos hasta cerrar la operación. Se dejó guiar por lo que le decían cuando salía de las isla. "Cuando viajo y digo que soy de Mallorca, todo el mundo me habla de Rafael", explicó seducido por la aureola del número uno del mundo. Evidentemente, la estrella deportiva respondió al halago. "Publicitar Balears es una de las cosas guapas que te pueden pasar", manifestó.