30 de marzo de 2010
30.03.2010
Un ex president ante la justicia. Críticas de PSOE, Bloc y Esquerra a los populares por no actuar antes

Matas deja el PP antes de que el partido decida su expulsión

Miquel Ramis admite que de este modo la dirección popular queda "liberada" de la necesidad de adoptar medidas contundentes

30.03.2010 | 02:11
Jaume Matas, en una imagen en el Consolat de Mar en la pasada legislatura, cuando presidía el Govern
Jaume Matas, ex ministro y ex president del Govern y del PP balear, decidió ayer pedir la suspensión temporal de militancia en el partido, tras la petición la pasada semana por parte de la Fiscalía Anticorrupción de una fianza de 3 millones de euros para eludir la prisión por el caso Palma Arena. Antes de que el juez José Castro decida sobre la fianza definitiva que le impone, lo que ocurrirá hoy, Matas trasladó ayer al PP se decisión a través de su abogado, Rafael Perera. La reacción de alivio de los populares fue palpable. El presidente del partido, José Ramón Bauzá, optó por no aparecer por la sede del PP y delegó las declaraciones en su número dos, el vicesecretario general, Miquel Ramis. "Esto nos deja tranquilos a todos, ya que al partido le libera de tener que adoptar alguna medida y Matas se podrá defender mejor", declaró Ramis.
El PP balear informó sobre la marcha de Matas con un escueto comunicado: "El Partido Popular de Baleares ha aceptado la petición de suspensión temporal de militancia tramitada esta mañana por parte del ex presidente del PP, el señor Jaume Matas, presentada para no perjudicar políticamente al Partido Popular. El Partido Popular de Baleares acepta y respeta la decisión del señor Matas". Mientras el PP balear repartía este comunicado, el líder nacional del partido, Mariano Rajoy, informaba desde Tenerife sobre el abandono de Matas. En la sede del PP en Palma, en cambio, no se encontraba ningún alto cargo.
Miquel Ramis afirmó que la decisión de Matas "es lo más correcto políticamente ante su inestable situación jurídica". Agregó que "el partido ya había anunciado que adoptaría una decisión cuando hubiera un pronunciamiento del juez sobre las medidas cautelares", en referencia a las declaraciones efectuadas la pasada semana por Bauzá en las que aseguraba que los populares actuarían con "contundencia" cuando el juez adoptara una decisión.
A partir de esas declaraciones, todos los cargos del PP balear dieron por hecho que la única actuación "contundente" sería la suspensión de militancia o, directamente, la expulsión. Matas ha evitado el riesgo de que se adoptara esta última medida al pedir voluntariamente la suspensión de militancia, en un contexto en el que el malestar y la preocupación en el PP nacional estaba llegando al máximo ante el daño que sufría la imagen del partido.
El portavoz parlamentario del PP, Francesc Fiol, afirmó ayer que Matas sigue siendo "un imputado" y que "tanto a él, como a su familia y todos los imputados hay que aplicarles el principio de la presunción de inocencia". Respecto a la declaración del ex president en la que hacía corresponsable a todo su Govern de la decisión de hacer el Palma Arena, Fiol sostuvo que, como ex conseller de Matas, es "corresponsable de las decisiones que se adoptaran en Consell de Govern", pero que en las cuestiones más concretas "cada conseller" se dedicaba a su área. "Yo no tengo la sensación de haber participado en nada ilegal; es más, tengo la convicción de no haberlo hecho", aseguró.
Las reacciones políticas al abandono de Matas del PP no se hicieron esperar. El delegado del Gobierno, el socialista Ramón Socías, afirmó que el Govern del PP es culpable de corrupción generalizada y de "burlarse de los ciudadanos" al negarlo, ya que no se trata de "hechos aislados", sino de "toda una serie de casos que están sobre la mesa en donde están implicadas no todas las conselleries, pero casi todas". Agregó que los responsables deberían "pedir perdón y devolver el dinero" a las arcas autonómicas. "Lo más grave es que quieran que parezca que los demás somos tontos y nos chupamos el dedo, porque encima se burlan de la gente", afirmó.
El PSOE de Balears se refirió explícitamente a las declaraciones de Ramis y afirmó que la baja temporal del partido solicitada por Matas "no libera" de nada al PP, ya que debería haber sido el partido el que lo expulsara en lugar de esperar a que el ex ministro adoptara esta decisión. "No admito que nos dé lecciones según quien, y mucho menos el partido de Filesa y de la financiación ilegal", replicó airado Miquel Ramis ayer mismo. Agregó que los socialistas "tienen una cara de cemento", ya que "tienen imputados a casi todos sus presidentes de los consells, por no hablar de que hace un par de días que salió de la cárcel Roldan".
"Si hemos hecho algunas barrabasadas, no estamos orgullosos. Yo no estoy orgulloso de lo que nos pasa y me siento especialmente afectado, pero no admito que estos señores (los socialistas) nos den lecciones", concluyó Ramis.
Las críticas al PP no sólo procedieron del PSOE. El líder del Bloc, Biel Barceló, afirmó que Matas "se ha adelantado ante la falta de decisión y valentía del PP balear" y sostuvo que los populares deben "pedir perdón" por la pasada "legislatura nefasta". Para el líder de Esquerra Republicana de Catalunya en Balears, Joan Lladó, "el PP espera que la muerte política de Matas sea como la de Franco, en la cama, cuando deberían haberlo expulsado inmediatamente".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.