18 de agosto de 2009
18.08.2009
Operación Espada. representaba al govern en la junta rectora del consorcio del velódromo

El juez interroga a la jefa de gabinete de Matas sobre su papel en el Palma Arena

Dulce Linares reconoce que se contrató a los arquitectos García-Ruiz por orden del ex presidente

18.08.2009 | 01:34
Dulce Linares, acompañada por sus abogados Eduardo Valdivia y Carlos Barceló, ayer al abandonar el juzgado.
Dulce Linares, una de las personas de máxima confianza del ex presidente Jaume Matas en el anterior Govern, prestó ayer declaración como imputada ante el juez por su participación en el proceso de construcción del velódromo del Palma Arena. Linares, asistida por los abogados Eduardo Valdivia y Carlos Barceló, contestó durante más de dos horas a las preguntas que le formuló el magistrado José Castro, que investiga el rosario de irregularidades que se han descubierto sobre la construcción de esta obra pública.
La antigua jefa de gabinete del Govern Matas formaba parte de la junta rectora del consorcio público que se formó para construir el velódromo. En este consejo de administración participaban distintos representantes del Govern, del Consell de Mallorca y del Ayuntamiento de Palma. Dulce Linares fue nombrada directamente por su jefe, es decir, por Matas, para que le representara en este consorcio. Ayer, la ex jefa de gabinete habría reconocido que ella se puso en contacto, cumpliendo una orden directa del entonces presidente, con los arquitectos García-Ruiz para que se hicieran cargo del proyecto, tras apartar de la obra al alemán Ralf Schürmann, autor del proyecto inicial.
El juez habría preguntado a Linares sobre la implicación personal que habría tenido el ex presidente Matas en la construcción del velódromo, según señalaron fuentes jurídicas.
Dulce Linares, que sustituyó en el cargo a María Umbert tras ser nombrada directora general de IB3, representaba al Govern en el consejo de administración del consorcio. En virtud de ello, fue una de los seis altos cargos del PP que aprobó, seis días antes de que se celebraran las elecciones autonómicas, el pago de casi 31 millones de euros que reclamaba la UTE constructora de sobrecoste en el velódromo. A pesar de esta elevada cifra económica, que prácticamente alcanzaba el presupuesto inicial previsto para esta obra, estos trabajos extras se realizaron sin ningún tipo de concurso público. Se trató de encargos que varios miembros del consorcio adjudicaron ´a dedo´ a los constructores.
La antigua jefa de gabinete del Govern Matas habría reconocido ayer su participación en esta reunión en la que se acordó el pago de estos casi 31 millones de euros. En esta junta también participaron Rafel Durán, portavoz actual del PP en Palma y antiguo responsable de la concejalía de Deportes; José Luis Ballester, ex director general de Deportes del Govern; Antoni Palerm, responsable del área de deportes de s´Institut (dependiente del Consell), y el responsable de este organismo, el hoy diputado del PP Antoni Serra. Actuó como secretario el antiguo gerente Jorge Moisés. Este acuerdo, por el que se reconocía esta elevada deuda, que después la UTE reclamó al actual Govern, se aprobó sin ningún voto en contra de los representantes del consejo de administración, todos ellos del PP.
En el largo interrogatorio que mantuvo ante el juez Castro, Linares se habría desvinculado del día a día de la gestión del velódromo y habría indicado que este trabajo estaba encomendado a Pepote Ballester y a Jorge Moisés.
La ex directora de gabinete señaló que muchas de estas obras se concedieron ´a dedo´, es decir, sin ningún tipo de concurso ante la premura por terminar el velódromo, que debía estar concluido para la celebración del mundial de ciclismo. También habría criticado el proyecto de Schürmann.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.