El catedrático de la UIB Pere Salvà destaca que la Part Forana mallorquina se ha convertido en la responsable principal del crecimiento poblacional de Mallorca frente a la pérdida de peso de Palma, aunque este fenómeno no va acompañado de una evolución similar en materia económica, lo que genera los correspondientes desequilibrios en algunas infraestructuras viarias.

Pere Salvà recordó que una parte importante de la población palmesana ha optado por buscar su residencia en municipios próximos o bien comunicados gracias a las nuevas autopistas, pero manteniendo su actividad laboral en la capital.

La transformación de muchos pueblos en ´ciudades dormitorio´ no sólo ha generado apreciables cambios en el tejido social de estos municipios, sino que ha elevado enormemente la presión que diariamente deben de soportar los principales accesos a Palma, lo que ha conllevado el colapso que habitualmente estos registran en horas punta.

Crecimiento insostenible

En opinión de Salvà, los fuertes ritmos de crecimiento poblacional que el archipiélago ha registrado durante los últimos años son insostenibles, dadas las limitaciones territoriales de las islas.

Pese a ello, consideró que durante los últimos 12 meses el aumento de los residentes en Balears se ha mantenido a buen ritmo, dado que los problemas en la construcción no comenzaron a hacerse evidentes hasta el segundo semestre, por lo que el próximo padrón que se apruebe seguirá mostrando unas tasas elevadas.

Según Pere Salvà, no será hasta el padrón del 1 de enero de 2009 cuando pueda observarse una desaceleración.