La Audiencia de Palma ya ha recibido la primera pieza separada del caso Andratx, la presunta trama de corrupción urbanística en torno a anteriores consistorios de dicha localidad, y está pendiente de señalar la fecha del juicio oral.

Esta pieza separada ha sido instruida por el magistrado Álvaro Latorre, del juzgado número 12, y guarda relación con la construcción de un supuesto chalé en una finca protegida del ex alcalde por el Partido Popular (PP), Eugenio Hidalgo.

La vivienda se levantó con la excusa de reformar una inexistente nave agrícola y la fiscalía anticorrupción reclama elevadas penas de cárcel para Hidalgo, Jaume Massot, el ex factotum del urbanismo en Andratx, José Mir, antiguo letrado municipal, y Jaime Mateo, suspendido celador de obras.

La fiscalía solicita 10 años de cárcel para Hidalgo, defendido por Rafael Perera; 2 años para Massot, asesorado por el bufete Capellá; 1 año para Mir, representado por Josep Zaforteza; y 9 años para Gibert, cuyo abogado es Juan Luis Matas.

La vista podría celebrarse en los primeros meses del año que viene.